ABC

blogs

Blogs en abcdesevilla.es

El peine del tejedor

Tel Aviv, capital gay

Da la impresión de que mucha gente ha descubierto que Tel Aviv tiene una importante comunidad gay a raíz del problema surgido con la organización GLBT de Madrid, que les ha retirado la invitación para que se sumaran a la marcha de la capital española. Como me decía ayer Oded Katzman, que pertenece a la directiva de la Asociación Nacional que defiende los derechos de los homosexuales aquí, “Tel Aviv es un país dentro de un país”, donde la realidad no tiene nada que ver con ninguna de las restantes urbes israelíes, ya sea las dos grandes Haifa o Beer Sheva, y se podría decir que es exactamente opuesta a Jerusalén. Tel Aviv es laica, moderna, vibrante, tolerante y abierta, una isla de cosmopolitismo.

Israel presume de tener una de las legislaciones más avanzadas en el reconocimiento de los derechos de este colectivo, y el lugar para comprobarlo es su capital. Ayer, durante el desfile del Orgullo, era muy llamativo ver a parejas de hombres homosexuales paseando a sus bebes adoptados, de dos en dos. Es posible desde el año 2000.  El parque donde se celebró la concentración previa a la marcha, el Meir Garden, estaba atestado de personas mayores con sus nietos, de familias convencionales con sus hijos, que compartían la fiesta con toda naturalidad.

En Tel Aviv no hay gueto para los gays, no hay barrio específico donde se reúnan o vivan, toda la ciudad respira con ellos la misma libertad. Eso no quiere decir que no haya lugares especialmente involucrados en el “ambiente”, como el legendario pub “Evita” o la playa de Gordon, donde el sábado acabó el desfile anual en una fiesta descomunal, dicen, aunque no hubo oportunidad de comprobarlo.

En el Parlamento de Israel, si se da el caso, los diputados gays lo son abiertamente. En el Ejército hay decenas de altos oficiales que comparten esa condición y nadie lo ocultan. Se aprende sobre homosexualidad en las escuelas y en las series televisivas es normal que personajes homosexuales formen parte de la trama.

La guía de viajes Luis Vuitton señaló a Tel Aviv en su undécima edición, la de 2009, como uno de las 36 ciudades de destino más exclusivas del mundo. Ese mismo año, la Asociación Internacional de Viajes de Gays y Lesbianas celebró su simposio anual en la capital israelí. El Ministerio de Turismo de Israel ha dedicado este año 66.000 euros a una campaña dirigida expresamente a promover esta industria, por lo visto muy lucrativa.

En unas semanas tocará la celebración de la Marcha del Orgullo en Jerusalén. Habrá ocasión de hablar de todo lo contrario. Habitualmente, hay más policías que homosexuales en el desfile para evitar que los participantes sean agredidos. Otro gran número de agentes se concentra en el barrio ultraortodoxo de Meah Shearim, esta vez para impedir que los judíos más radicales salgan de allí a cumplir sus amenazas de matar a los gays. Pero eso es otra historia

Más blogs en ABC