BAJEN LOS IMPUESTOS

Gasten menos, gestionen mejor y bajen los impuestos. No hace falta mucho más. Con esa receta básica, los presidentes autonómicos seguramente cumplirían con el primer mandato moral de los ciudadanos. Hágannos la vida agradable y no nos creen más problemas. Dejen el dinero en los bolsillos del contribuyente; que así genera más riqueza y se suele repartir mejor. La eficiencia…