PRECIO

La única moción de censura que triunfó en democracia, la que ha colocado a Sánchez en La Moncloa, tuvo que contar con el apoyo de Bildu, el brazo político de ETA, y de los independentistas catalanes. De lo contrario, no habría salido adelante. El PNV fue el último en sumarse. Todos nos preguntamos aquel 31 de mayo a qué precio. Parece que vamos conociendo detalles. Ayer tuvimos algún adelanto. Da la sensación de que se ha puesto en marcha un plan de cesiones para Cataluña: reforma de la Constitución, aceptación del Estatut ilegal, retirada de recursos ante el Constitucional, aplazamiento de la negociación autonómica para que quienes quisieron romper el país disfruten de una negociación bilateral aparte… Pero ahí no termina el pago, costeado por España, sin que la ciudadanía haya manifestado conformidad en las urnas y dando privilegios a unos para agravio permanente del resto. Hoy Esquerra quiere que el PSOE apoye una moción en la que se establece la relación bilateral entre el Reino de España y la Generalitat de Cataluña. Sánchez en La Moncloa nos va a salir muy caro.