EL ESPEJO DE LA REALIDAD

Los sediciosos catalanes están ya en el paroxismo. Por eso van a perder nuevamente este desafío. Cuando la argumentación se sustenta en las arenas movedizas de la falsificación de la historia, la tergiversación de las estadísticas, el incumplimiento flagrante de la ley, el desprecio de los valores democráticos y todo ello se expresa de manera maleducada con una carga de odio al resto de España, cuando ocurre todo eso, no hay que ser muy avispado para saber que fracasarán. Es pura racionalidad. Los secesionistas evidencian poseer una mala relación con la realidad. Lo que es una de las peores patologías sociales que una comunidad puede padecer. Cuando la terca realidad va por un lado y tú te empeñas en despeñarte por otro, inevitablemente acabarás en el fondo del abismo.