EL PROBLEMA ES LA DEUDA