EFICACES

bache
Nos hemos ocupado mucho de la corrupción, y con razón, pero su luz cegadora nos ha ocultado otros aspectos. Por ejemplo, es lamentable el nivel de ineficiencia que demuestra determinada clase política al frente de la gestión de las cosas públicas. Los ayuntamientos gobernados por los populistas están administrando mal cientos y hasta miles de millones. En política, ser ineficaz sale gratis. Hasta es posible que te puedan volver a elegir. Eso no es óbice para que la ciudadanía sufra la pésima gestión de quienes no logran ejecutar los presupuestos, por tanto no hacen obras, no ponen las ciudades al día, no invierten, no generan empleo, ni riqueza, todo se deteriora, somos improductivos, la gente se va al paro, se desmoraliza y todo lo arreglamos anunciando más limosnas públicas para quienes podrían crecer en libertad y progreso. Los ayuntamientos populistas nos hacen cada día un poco más pobres, que es justamente lo que ellos quieren. Al final va a ser cierto lo que aquel castizo decía: que era mejor una persona quieta que dos que se mueven en dirección equivocada.