NO TODO VA A SER POLÍTICA

coche
Entre las gozosas realidades de la España de hoy, se encuentra el sector del automóvil. Aunque no se conozca tanto como debiera, somos una potencia en esta industria. Los segundos productores de Europa y los octavos del mundo. Por cierto, a ello ha contribuido de manera decisiva la reforma laboral que ahora se pretende derogar. Es así como algunos políticos quieren alejarse del entorno exitoso y cotidiano de esta actividad económica para deslizarse por los melancólicos y procelosos terrenos del subsidio. Menos mal que la inercia de nuestra automoción es muy terca y de difícil derrota. Al fin y al cabo, representa casi el 10% del PIB, un porcentaje parecido de la población activa, un aporte de unos 26.000 millones de euros a las arcas del Estado y una facturación de más de 61.000 millones. Anoche se celebró la fiesta del Coche del Año en ABC. Un galardón que reconoce al modelo más exitoso de cada ejercicio en España desde 1972. Mucho ha cambiado nuestro país en estos 45 años. Para bien, por cierto. Y en esa mutación, el sector del automóvil ha sido ejemplar, comparable con muy pocos. No todo va a ser política.