LECCIÓN GALAICA

sovereign-of-the-seas
En Galicia se puede ver, mejor que en otros territorios, la polarización a la que ha llevado a los españoles el actual PSOE. Por un lado, se encuentra el PP, que según el CIS revalidará su mayoría absoluta. Enfrente, tres partidos, el socialista incluido, que tienen como denominador común el credo nacionalista, trufado con una extraña visión de la izquierda. El hecho más relevante es que todos los oponentes a Feijóo, a excepción de la candidata de Ciudadanos, proceden de la militancia del BNG. Ante tanto radicalismo nacionalista, el buen sentido de los gallegos parece decantarse por una nueva mayoría del Partido Popular, aunque bien sabemos que las encuestas las carga el diablo, incluso las que están bien hechas, como es el caso del CIS. Una lección clara deberíamos concluir, de llegar a ser esos los resultados: que España necesita más que nunca reconstruir un partido socialdemócrata potente, que no se resigne a ser un miembro más del conglomerado de izquierdas. Que en eso se está quedando el PSOE de la mano de Pedro Sánchez.