PRESIDENTE SÚBITO

down-dog
En los procelosos mares de la confusión política española navegan también corsarios y oportunistas, cuando no desleales tripulantes, con más pasado que futuro, que pretenden encumbrar en una operación súbita a cualquier candidato que no sea Mariano Rajoy; a alguien que no se haya presentado a las elecciones. Un independiente a «lo Monti», en Italia. Hay que aprovechar determinadas resistencias y entonces, un candidato que por las vías normales -elecciones y cauces del partido- nunca lograría semejante empeño, sería una propuesta inesperada y de supuesto consenso. Una proposición que pervertiría todavía más la democracia en España. Esta opción no tiene apoyo alguno, pero corre de manera interesada, como una forma de aguijonar la política común. Las lecturas siempre son pocas. A todos nos queda un universo por leer. Les recomiendo de nuevo al gran Giovanni Sartori, quien afirma que la democracia tiene que inspirarse en el principio de mayoría limitada, de lo contrario, morirá. Y la mayoría limitada en este país es de Rajoy. Con recordar a Monti, especulación cerrada.