ALGUNOS CONSENSOS

gallinaciega
Tras la muerte de Franco y la celebración de las primeras elecciones libres de junio de 1977, se establecieron varios consensos en España. Unos acuerdos, con el refrendo mayoritario de la hoy vigente Constitución, que nos convirtieron en un país europeo, moderno y democrático. Se observaron pactos y alianzas, normas y reglas; se aprendió a convivir con la alternancia de los dos partidos mayoritarios. Se renunció por parte de todos al enfrentamiento y se permitió a los españoles alcanzar cotas de bienestar impensables apenas unos lustros antes. Existía, eso sí, un barrunte permanente, un ruido sordo de los desleales nacionalistas, pero no faltó perseverancia por parte de la clase política para defender ese statu quo nacido de una ejemplar Transición que fue nuestra mayor victoria en muchos años. Nadie dudaba de la unidad de España, del orden constitucional, del respeto a las leyes, de la defensa de la propiedad privada… Ni de que en democracia gobierna la lista más votada. Todos lo teníamos claro, menos Pedro Sánchez.