CLARIDAD EN LUGAR DE SILENCIO

pebble

España respira hoy un poco más tranquila que ayer. La posibilidad cierta de que se forme un Gobierno a partir de la lista más votada, la del PP, y que por tanto no haya que acudir a unas terceras elecciones, serena el ambiente, y a la opinión pública. La extrema izquierda comienza a quedarse más en el folclore mientras la España real vuelve a mirar al verdadero problema: unos fanáticos que quieren romper el país desde Cataluña. Llama la atención que todavía no se haya logrado unidad entre los partidos constitucionalistas frente a este desafío. Urge un pacto expreso por la defensa de España. Un acuerdo basado en el respeto al Estado de Derecho, al imperio de la Ley, a la defensa de la Constitución. Mirar para otro lado no resuelve el desafío. Excitarlo de forma artificial, tampoco. De todos modos, y con toda humildad, a mí me escandaliza que este lunes pasado unas fuerzas políticas dijeran abiertamente que van a partir España y que presentaran un minucioso plan para ello. Ya sé que el Gobierno está en funciones, pero alguien debería responder a tanta ignominia.