QUE NO CUNDA EL EJEMPLO