EL MEDITERRÁNEO UNIVERSAL

 

tamed-gerfalcon-864

El Mediterráneo es un mar que nos envuelve y concierne a todos. De alguna manera, la humanidad entera está en la orilla del Mediterráneo. Me lo explicaba el senador brasileño Cristovam Buarque: “Creer que lo que pasa en Siria no afecta a Brasil es estar ciego”. Por eso, mediante la solidaridad, no solo resuelves los problemas del otro; resuelves los tuyos. Los inmigrantes tocan a las puertas de Europa, pero empujan igualmente en todas las fronteras del mundo, allí donde la opulencia y el bienestar de unos atrae a los más pobres. El Mediterráneo también baña y agita las costas de la riqueza de Sudamérica, deja su oleaje entre México y EE UU, y sacude entre Haití y República Dominicana. Rodea, además, Australia, con ondas procedentes del sur asiático. Mientras la fortuna esté repartida de manera tan desigual, habrá muchos Mediterráneos llenos de personas intentando arribar a puertos nunca vistos. España acogió ayer a veinte refugiados. No pretendamos tranquilizar nuestra conciencia con esa anécdota.