257 MILLONES AL DÍA

OSTRAS

Los políticos contemporáneos no quieren enfrentarse a la realidad, ni explicársela a los ciudadanos. España, a pesar de los bajos tipos de interés, alcanzó ya un nivel de deuda pública que supera el cien por cien de su PIB. Nuestro país pide prestados cada día 257 millones de euros y paga al año en intereses unos 35.000 millones. El dinero, como recordó en una ocasión Rajoy en el Parlamento, no crece en los árboles. Por tanto, España vive muy por encima de sus posibilidades. Las alegrías con las que este Gobierno se está comportando en los últimos meses y, sobre todo, el descontrol financiero autonómico solo nos llevan a hipotecar nuestro futuro y, todavía más, el de las generaciones venideras. Es impopular decirlo, pero rigurosamente cierto. ¿Quién va a encauzar semejante despilfarro? Si no lo ha logrado el centro derecha, difícil se me antoja que vayan siquiera a intentarlo Podemos y Pedro Sánchez. Cuando se emplean palabras ampulosas para prometer y convencer, se hurtan, sin embargo, las grandes verdades a la sociedad. Gastamos lo que no tenemos.