VOLVAMOS A LA NOTICIA

victory-web-press-864Durante el mes pasado, la economía española creó más de 5.000 puestos de trabajo diarios. Ya hemos superado los 17,5 millones de afiliados a la Seguridad Social. En el año 2008, con Zapatero reelegido, destruimos un millón de empleos. En el arranque de 2012, con la crisis desbocada, los medios de comunicación nos hinchamos, unos más que otros, a publicar e interpretar todos los datos negativos que nos llovían. Hasta hubo algún diario que editorializó pidiendo el rescate y aseguró que su llegada “era cuestión de horas”. La prima de riesgo se disparaba y nos echaban del euro. El paro aumentaba al 2%, y media España entraba en riesgo de exclusión. Los periodistas, no todos, le tomaron gusto a la catástrofe. Aprovechaban la última décima de cualquier indicador para recordar que el país era la vergüenza mundial. Aquellos mismos agoreros de entonces callan frente a las cifras de ahora. Consideran que el crecimiento de la ocupación o del PIB no son indicios de nada. Por eso generar más de 5.000 empleos cada día ya no es noticia.