RESPONSABILIDAD CIUDADANA

RESPONSA

Los ciudadanos no somos ajenos a lo que sucede en la política española. También tenemos nuestra responsabilidad. Votamos cómo queremos, a quien queremos. Nosotros dejamos el jeroglífico del 20-D harto complicado, aunque Pedro Sánchez ha puesto mucho empeño, hasta 17 veces, en impedir su posible solución. Por otro lado, en democracia a nadie se le prohíbe entrar en política. El que no está es porque no quiere. Ser político es mucho más duro de lo que parece. No me gusta, ni comparto, el tópico de que todos son malos y corruptos. Así nunca avanzaremos. Los hay pésimos y aprovechados, pero el sistema sabe purgar y limpiar. Aquí, como en todas partes. Por eso resulta decepcionante el suspenso general que los votantes, los ciudadanos, dan a nuestros candidatos. Como desalienta la metodología del CIS al respecto. No pretendo defender a ningún político, pero sí me parece de justicia exigir a todos nosotros que nos pongamos delante del espejo de España y asumamos nuestra parte de culpa en todo este carnaval.