A TODAS LAS MADRES

MOTHER

El amor más sincero y desinteresado es el de los padres hacia sus hijos, pero el de la madre adquiere texturas especiales, atávicas. Alguien se atrevió a escribir que lo mejor que puede ser una mujer es madre. Yo me permito confesar que no cabe mayor aventura en la vida que la de tener hijos: esa huella que queda en la tierra de consecuencias desconocidas, aunque apasionantes. Hoy es el día de la madre. Emociona recordar a la de cada uno, sobre todo cuando ya la hemos perdido. Solía acertar las palabras justas para estimularte, y ahí estaba su mano para levantarte de cada caída.  Ese efecto mágico, mezcla de ternura, generosidad inteligencia y experiencia, siempre al servicio del bien. Porque ya escribió san Agustín: ama y haz lo que quieras. Todas las madres del mundo aman a sus hijos. Más todavía, a aquellos que saben más desamparados. Por tantos y tantos motivos, el homenaje de este diario a todas las madres, al margen de los convencionalismos comerciales y de lo políticamente correcto.