Rania y semejantes

Publicado por el Nov 12, 2017

Compartir

La mujer árabe, consorte o no, va mechando poco a poco el paisaje de celebridades más o menos planetarias, con Rania Al Abdalá en la copa. Son Raina y sus semejantes, abreviando. Ahí están Mehriban Aliyeba, Mozah bint Nasser, Lalla Salma, entre alguna otra, que componen lo alto del escalafón de mujeres árabes de lámina fastuosa y tesorería desorbitada, bien por familia propia, bien por familia de cónyuge. Hay, además, ejemplos de vida rebelde, como Lalla Meryem, o Haifaa Al-Mansour, que han pegado un estirón insólito de libertad en sus países respectivos, la primera, hija del rey Hassan II, como divorciada de un hijo de primer ministro marroquí y embajadora de buena voluntad de la Unesco. La segunda, Haifaa, licenciada en literatura, es la directora prodigiosa de “La bicicleta verde”, o sea, la primera mujer que ha filmado una película íntegramente en su país, Arabia Saudí. Hay algunas más, naturalmente. Rania es Rania. O sea, Rania es Rania de Jordania, que es como decir la fama misma. Las hemerotecas la reúnen en retratos donde se elogia su elegancia de belleza oscura, muy amenamente. Si viaja, es enseguida rival porque sí de las archifamosas de poderío con las que alterna de palacio, en esos duelos de variada estampa que tanto gustan en las cátedras de peluquería. Pasa más o menos lo mismo con Mozah bint Nasser, la jequesa de Qatar, y la primera dama del país con mayor renta per cápita del planeta. Dicen que está detrás de imperios de la moda como Balmain, o Valentino, y cuando viaja es un foto segura de portada, entre la morena mitológica y un anuncio de gafas italianas. Tiene algo de giganta del estilismo, un estilismo muy celebrado, por cierto, entre los poetas del lujo. Es una de las tres esposas del emir Hamad bin Khalifa, pasó la infancia en el exilio egipcio, y tiene una hija, Sheikha Al Mayassa que acaso no ha heredado su hechizo completo, para el escapatismo mundial, pero que domina todas las órbitas del arte en Oriente Medio. Mehriban Aliyeva es uno de los rostros más conocidos de una de las familias más ricas de Azerbaiyán. Casó con Ilham Aliyev, presidente del país, y gusta del compromiso en organizaciones humanitarias y de las visitas a la consulta de cirugía plástica. Es otra de las árabes sin velo que tiene mucho tirón, como spot de sí misma y musa de algunas causas a contracorriente de los tópicos mayores del mundo árabe. Pasa igual con Rania, hija de padres palestinos y formada en Kuwait, que a menudo desguaza con una sola foto más tabúes de las satrapías que tantas organizaciones culturales, o seudoculturales. Lalla Salma es la esposa de Mohamed VI, tiene una belleza exótica, porque es pelirroja y encaja de lleno en la moda occidental. De modo que es una gran distinta. Se graduó en Informática, participa en recepciones, y también en portadas, y pasea túnicas inventadas por Dior o Chanel.

Compartir

Siguiente

ABC.es

El Arpón © DIARIO ABC, S.L. 2017

A ver de cerca el incendio, a convidarme a la tormenta, a poner bulería en la noticia diversa. A arriesgar, en fin, una opinión. Porque a veces “la vida no es noble, ni buena, ni sagrada”, según ya sospechó Lorca. A no... Más sobre «El Arpón»

Categorías
Etiquetas
Calendario
noviembre 2017
M T W T F S S
« Oct    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930