Un atleta del buen rollo

Publicado por el Oct 8, 2017

Compartir

 

Ricky Martín es un zagalón de Puerto Rico que de pronto se pone falda en el escenario, y las chicas al verlo gozan un escalofrío. Ricky Martin se declaró gay, en el 2010, y el club de fans se le ensanchó de todos los sexos.

Ricky Martin, en fin, es Ricky Martín. Estamos ante un caso de famoso planetario, que luego resulta que canta, y baila, y se pone zalamero o simpaticón, para las entrevistas, con lo que anda siempre vendiendo un estilo. De modo que es un atleta del buen rollo. Tiene una familia que es un spot tribal de belleza diversa, con el novio apolíneo y artista, Jwan Yosef, y dos mellizos de catálogo, rubios como el mes de mayo. Tiene la boda en un vilo de fechas, o sitios, porque el marido futuro, el citado Jwan, es sirio, y la familia tiene poca o ninguna entrada a los Estados Unidos, para la juerga nupcial, según la política inmigratoria en vigor de Trump. Igual Ricky Martin se acaba casando en España, porque le gusta lo nuestro, y porque además tiene la nacionalidad, desde 2011.

Ricky Martín tiene algo de chico novedad, porque repercuten sus cosas como un relámpago, entre el atrevimiento y el show. Cuando salió del armario, fue durante semanas la noticia no cesa. Por un lado, se abrió el guateque de plató del chisme bajo el título “Yo fui amante de Ricky Martin”, un guateque que resultó varios guateques, y, naturalmente, un amante que suele ser varios amantes, o demasiados amantes, no sabemos si ciertos o no. Por otro, tocaba el entusiasmo del personal del artisteo, que celebró mucho la decisión valiente, pero que no toma nota, porque en el artisteo, zona internacional, y también zona nacional, hay mucho cantante o actor a los que les gusta mucho esto del juego del salir del armario, pero siempre que lo hagan otros. Uno, en todo esto, lo que ve es que la noticia realmente inesperada habría sido que Ricky Martin se declarara heterosexual. Eso sí que nos habría pegado un susto a todos. Uno, en todo ese jaleo, lo que vio, sobre todo, es lo mismo que ahora se ve: que hay poco famoso que haya salido del armario, aunque en la calle el día del orgullo gay ya se celebra a diario. No hemos logrado la normalidad, o sea, la naturalidad, aún. Eso pretendía Ricky Martín, al propagar lo suyo, “el regalo de su homosexualidad”, según escribió, ayudando así a normalizar la “visibilidad” gay. Aunque no vimos, ni entonces ni ahora, que se sumaran a su ejemplo ni muchos ni pocos famosos, y mira que “el armario está lleno de gente”, como arriesgara Antonio Gala.

Ahora, Ricky Martín pretende hacer de su boda un bodón, para “normalizar una familia moderna”, como la suya. Ricky Martin es un Travolta con otros modales, y el cantante vitamínico de “Livin la vida loca”. Es vegetariano, simpático y atareado. Tiene muchos Grammys, latinos y no latinos, y ha vendido más de 60 millones de discos. Es el cuñado guapo de todos los sexos.

Compartir

ABC.es

El Arpón © DIARIO ABC, S.L. 2017

A ver de cerca el incendio, a convidarme a la tormenta, a poner bulería en la noticia diversa. A arriesgar, en fin, una opinión. Porque a veces “la vida no es noble, ni buena, ni sagrada”, según ya sospechó Lorca. A no... Más sobre «El Arpón»

Categorías
Etiquetas
Calendario
octubre 2017
M T W T F S S
« Sep    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031