La tropa de Iglesias

Publicado por el Jul 18, 2017

Compartir

 

Julio Iglesias tiene muchos hijos, pero parece que tiene tres: Enrique, Julio José y Chábeli. Eso, y el que ahora se reivindica, en los Juzgados. Los otros, rubios como el mes de mayo, son una parroquia de spot que a veces posa alrededor de la bella madre, Miranda, cumpliendo de figuración alegre en las revistas al respecto. Se llaman Miguel, Rodrigo, Guillermo, Victoria y Cristina. Dos ya han dado el estirón de la mayoría de edad. Pero están todos dentro del anonimato, todavía. De entre toda la tropa, Enrique ha salido cantante, Chábeli ha salido más bien desocupada, y Julio José ha salido achinado. Pero ha hecho su carrerita, cuando muchos creían que no. Hasta ha sacado tiempo para casarse con una monada internacional, Charisse Verhaert. Julio José igual vale para dar brincos de piscina que para imitar en la tele a una cantante. Y muy bien, por cierto. En cuanto a Enrique, yo creo que estamos en condiciones de apuntar que ya no es el hijo de su padre, artísticamente hablando, sino Julio el padre de Enrique. O al menos podríamos escribir que van a la par, porque el retoño, que es un atleta de escenario, ya brilla a pelo, sin auxilio de apellido, aupado sólo de su nombre, Enrique. Se trata de un chico de triunfo en el mercado latinoamericano, desde hace ya muchas temporadas. Julio José, no hace tanto, se venía un rato de Miami a anunciar una crema de bronceado, por ejemplo. Y parecía que la crema le anunciara a él, que es un moreno de alegres lunas. Porque Julio José es de la raza de los bronceados, como su padre, sólo que su padre cobra de otra cosa. De Chábeli, o Chabeli (porque esta familia es de titubear los acentos), no se conoce oficio, aunque ella se emplea de vez en cuando como portada, que es el oficio de los que no tienen mayor oficio. Ha llegado al virtuosismo de parecer casi mayor que su madre, Isabel Preysler. Ha llegado al virtuosismo de hablar español sin que la entendamos del todo. Julio José, a rachas, vivió en unas vacaciones perpetuas, en un verano eterno, pero al fin se pluriempleó de sí mismo, y es un chico que nos cae. El pipiolo ya ha brincado los cuarenta. Parece un tórtolo, pero se nos ha hecho cuarentón con coleta. Enrique se ha venido trabajando su estrellato como un soldado. En persona resulta más encantador y hasta cálido que lo que propone a veces su figura pública, entre huidiza o encumbrada y un poco pija de Miami. De vez en cuando, Chabeli hace un esfuerzo, y se asoma desde una portada y vende su entrevista bajo el jovial antetítulo «Chabeli se sincera», porque es una musa de peluquería, eso sí. Enrique, de tarde en tarde, viene a Madrid y da un concierto party, un cruce de repertorio de canciones y guateque vip donde el grueso de famosísimos lo pone la familia propia. A saber: mamá Preysler, Tamara Falcó y Ana Boyer.

 

Compartir

ABC.es

El Arpón © DIARIO ABC, S.L. 2017

A ver de cerca el incendio, a convidarme a la tormenta, a poner bulería en la noticia diversa. A arriesgar, en fin, una opinión. Porque a veces “la vida no es noble, ni buena, ni sagrada”, según ya sospechó Lorca. A no... Más sobre «El Arpón»

Categorías
Etiquetas
Calendario
julio 2017
M T W T F S S
« Jun   Aug »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31