La chica show

Publicado por el Jan 14, 2017

Compartir

 

Cuando Nicolás Vallejo Nájera acababa de casarse con Paulina Rubio, una de sus “ex” novias, famosa, madrileña  y televisiva, me dio el pronóstico en una cena: “Tiene marido para rato”. Quería decir aquella guapa lo que luego vimos: que Nicolás es un campeón de paciencia, y hasta le llevaba a Pau el perrito por los aeropuertos. La paciencia se agotó, y el perrito quedó para figuración de reality, porque Pau es de hacer reality, en su país. Los amigos de Nicolás apuntaban que Pau era “una diva caprichosa”, pero para eso no hace falta frecuentar mucho a la cantante, porque cualquiera que se haya cruzado un rato con ella conoce su genio inolvidable, y de pólvora . Se diría que practica el cabreo como entretenimiento. Lleva el arrebato como otras gastan en bisuterías. Hubo quien arriesgó que a la boda, en Méjico, llegaron Pau y Nicolás con mucha pretemporada de desavenencias conyugales. Aquí  empezamos a calibrar a Pau cuando era la novia transoceánica de Ricardo Boffil, una monada sargento que a veces hasta le acompañaba en las noches de “Tómbola”. La antipatía la ejercía de oficio natural, como la minifalda cinturón. No es raro que a veces la Rubio se pase de rubia, y esto supongo yo que ya lo sabía Nicolás cuando se ocupó, en la boda propia, del “despliegue logístico”, por rescatar sus palabras de premarido entregado y lo mismo hasta ilusionado. El matrimonio de Pau y Colate, porque entonces les llamábamos Pau y Colate, fue la crónica de una separación reanunciada. La pareja vivió muchas galas de crisis, entre las galas propiamente dichas. Se anunció tan a menudo la ruptura que ya casi era más noticia que siguieran juntos. Lograron el divorcio imposible, como el matrimonio. Hasta hubo mucho guateque de trifulca, con el hijo de ambos de por medio, Andrea Nicolás. La pareja cumplió muchos años de folclore administrativo, en Miami, donde vivían, con lo que casi les duró más el desacuerdo que el matrimonio. Y sin el casi, quizá. Me consta que Nicolás llevó todo aquel purgatorio entre “el desconcierto y el cabreo”, según el día. Llegó a sentirse “desgraciado”. Ahora parece que Pau vuelve a las andadas, pero con otro hombre, naturalmente. Otro hombre con el que ha tenido un hijo. Sirve para Pau, hoy, y siempre, aquella máxima de los dandis, sólo que en otro plan: “Cometí en la vida muchos errores, salvo cambiar de estilo”. Porque no cambia Pau el estilo, aunque le ponga mucho ajetreo al vestuario volandero. A veces, a Paulina no hay quien la entienda, pero sí. Quiero decir que la mejicana es una diva de mucho tinte, una rubia show, una cabreada del sexypop. Es una superventas de sí misma, una chica inflamable, entre el arrebato y el capricho. Ella sigue tan a lo suyo, de aquí para allá, sin consorte conocido que le lleve el caniche por los aeropuertos. De momento.

 

Compartir

ABC.es

El Arpón © DIARIO ABC, S.L. 2017

A ver de cerca el incendio, a convidarme a la tormenta, a poner bulería en la noticia diversa. A arriesgar, en fin, una opinión. Porque a veces “la vida no es noble, ni buena, ni sagrada”, según ya sospechó Lorca. A no... Más sobre «El Arpón»

Categorías
Etiquetas
Calendario
enero 2017
M T W T F S S
« Dec   Feb »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031