La titular ideal

Publicado por el nov 20, 2016

Compartir

Lo que pasa con Sara Carbonero es que resulta una noticia sin noticia, una famosa de gancho porque sí. Eso, y que cumple a diario el spot de sí misma. Igual vende una pulsera de abalorio que un reloj de alhaja. Sara funciona tanto, y tan bien, que hasta sale en esas encuestas periódicas de las mujeres más deseadas, o más seguidas, cuando ella es chavala de ánimo tímido y armario de ajuar largo. Sara es Iker, sólo que al revés, pero Iker de cuando era Iker, y juega ella el fútbol de poner de moda un fular mientras se pasea por Oporto. En Sara, se reinventa el cruce definitivo de lámina y morbo, de belleza y estilo. Yo creo que es chica de fotogenia, y no tanto de elocuencia, y así cada retrato suyo es un negocio, porque la moda es imitación, y hay muchedumbres de chavalas que quieren ser Sara Carbonero. Tiene una belleza apabullante, y sus ojos son un susto de color oceánico. Por ahí ya es más difícil que la imiten. Tiene algo de sultana de plató cuyo esplendor resulta casi imbatible. Reúne prestigio como musa de tendencias, y abrió para las muchachas de tele un fútbol de carmines, que es el fútbol femenino de preguntar a pie de campo, antes de que se pierdan los metrosexuales del partido hacia la ducha. Iker Casillas es una época, o varias, y no sólo en el fútbol, naturalmente, sino en la vida social española, donde ha  sido el chico del primer Mundial de la La Roja, el chico que besó a Sara al concluir campeonísimo, y la dejó despeinada de sorpresa, ante el mundo entero. Sara se ha convertido en una consorte cruzada de periodista, o al contrario, y ha llevado al auge el oficio en curso de guapa del fútbol, que luego han seguido tantas, entre las “groupies” de pichichis y las monadas de dar titulares de promoción de perfumes. Cuando ha vivido embarazada, más la reclamaban los de la publicidad, porque no había mamá mejor. Si ya creaba tendencia poniéndose o quitándose una pulserita de agosto, imaginen el tirón de Sara cuando era la más bella y popular premamá de la liga de las famosas. Ha ejercido  de musa de lencería, pero sin desabrocharse, y también de musa de otras prendas, no íntimas, donde ha puesto idea y diseño. Sara es un sueño, y es un chollo. Logró, quizá sin pretenderlo, que en el Mundial de la Roja se jugara un Mundial paralelo, el Mundial de las mujeres que están mundiales, un torneo de guapas que salen en los cromos del fútbol, pero sin jugar al fútbol. Ha sido titular de la Roja, micro en mano. Cuando se ha ido a vivir a Oporto es cuando más reside en España, porque la cerca el pluriempleo. Es como fichar a una extranjera del Real Madrid. Es la titular ideal de quien quiera ganar por goleada en la Champions de los anuncios.

 

Compartir

ABC.es

El Arpón © DIARIO ABC, S.L. 2016

A ver de cerca el incendio, a convidarme a la tormenta, a poner bulería en la noticia diversa. A arriesgar, en fin, una opinión. Porque a veces “la vida no es noble, ni buena, ni sagrada”, según ya sospechó Lorca. A no... Más sobre «El Arpón»

Categorías
Etiquetas
Calendario
noviembre 2016
L M X J V S D
« oct   dic »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930