El matador de Armani

Publicado por el jul 10, 2016

Compartir

 

Ha venido haciendo Cayetano un doble arte: el del toreo fino y el del otro toreo, que es ser modelo de Armani, pero escapar como novio del chisme de las liantas. Tiene un pie en el torear alto y fino, por familia, y también por familia tiene otro pie en los ruedos de la peluquería tóxica, un pie que él ha probado a sacar cuanto antes, porque sabe que ahí el pie es enseguida un traspiés. El se empeña en trabajarse torero, pero a ratos se ha pluriempleado de apolo de pasarela o maniquí de relojes. Vive dividido entre las sesiones de glamour y el alterne con la muerte. Armani le diseñó en su momento un traje de museo, muy barroco de cristales, para la gran corrida goyesca, en Ronda, pero el toro llevó directo al hospital a nuestro hombre, en vísperas. De modo que vivió en cama de soledad lo que iba a vivir vestido de dandi con montera. Tiene un perfil de guaperas con ojos de copla de Lorca y una distinción de chico callado, que le hace siempre interesante porque el silencio es pariente del misterio. Y el misterio es el mejor traje para los que se quieren distintos. Ahora está Cayetano en los negocios del lujo. Pero Armani le eligió para sus pasarelas, por encima de su hermano Francisco, y eso es por algo. El toreo, hoy, tiene a un artista las magias mayores, José Tomás, y luego un par de hermanos que alternan las portadas del amor con la espada de las cinco de la tarde. Son a veces como Bisbal, pero con capote. Cayetano ha sorteado como ha podido los riesgos de triunfar como apolo moreno del couché, a nada que mueva o no mueva la cintura donde se debe o no se debe. Quiero decir que desapareció muy elocuentemente cuando todo el funeral de su madre, Carmen Ordóñez, que fue un funeral party, y tampoco hubo modo de cazarle cuando se separó de su primera esposa joven, Blanca Romero. Después, se ha casado con Eva González, una sevillana que ha ido de Miss a más, porque es la Giralda de la tele de guapas. Hubo un rato en el que no iban a casarse, pero luego sí, y quizá hasta pactaron gananciales de exclusiva. No ha perdido el tiempo con novietas o groupies del cuerno, aunque alguna largona sí se ha echado al toreo del chisme de plató. Y él, ni caso. Y bien que ha hecho. Eva y Cayetano fueron, durante años, una pareja guadiana, y lo dejaban, y no lo dejaban, y así Eva tenía varios noviazgos sucesivos pero siempre con el mismo hombre. En una baraja de la elegancia puede entrarnos el naipe impar de la torería, que vendría a ser una chulería sin descomponer la figura. Ahí milita Cayetano. Va vestido de Armani, cuando viste de luces, y va vestido de torero, cuando los desfiles para el modisto, si nos fijamos más allá. Hasta ha posado el matador con Isabel Preysler, por Navidad.

 

 

Compartir

ABC.es

El Arpón © DIARIO ABC, S.L. 2016

A ver de cerca el incendio, a convidarme a la tormenta, a poner bulería en la noticia diversa. A arriesgar, en fin, una opinión. Porque a veces “la vida no es noble, ni buena, ni sagrada”, según ya sospechó Lorca. A no... Más sobre «El Arpón»

Categorías
Etiquetas
Calendario
julio 2016
L M X J V S D
« jun   ago »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031