El fichaje de sí misma

Publicado por el jun 26, 2016

Compartir

A efectos de la fama, en general, Irina es la “ex” de Cristiano Ronaldo, que es como ser novia de Cristiano para toda la vida, aunque te cases o te descases mucho con otros. Luego, ya en particular, Irina es un menú de bikinis que son siempre el mismo bikini abreviado, para sus fotos de intimidad, y luego viste o no viste el armario que toque, para sus fotos del oficio de monada de carrera. Ha estado en Madrid, y conviene asomarse a verla, por comprobar que existe, sobre todo. La chavala viene cumpliendo un kilometraje de desfiles, y ata un spot con el spot siguiente, y hasta le da tiempo a hacerse fotos tropicales a sí misma, para el álbum de twitter, o instagram, con más asiduidad que ropero. La verdad es que vestida, lo que se dice vestida, la hemos visto a Irina más bien poco. Es una de esas monadas exóticas que se pone mucho trapo para ir a los asuntos casi desnuda. Resulta curioso su caso. Su caso es que resulta más novia de Cristiano Ronaldo que cuando estaba con Cristiano. Quiero decir que logró el supremo tirón profesional al romper con el futbolista, como si el éxito del noviazgo fuera dejar el noviazgo. Tiene caché de pichichi de lo suyo, que es anunciar perfumes o corseterías, pero casi haciendo siempre el spot de sí misma. Al romper con Cristiano, se convirtió ella misma en Ronaldo, pero un Cristiano al revés, un Cristiano con bragas breves y ojos violentos. De modo que fichó por sí misma. Luego de aquello, pilló un poco de prisa y enseguida se buscó nuevo hombre, Bradley Cooper, un actor de mucho cromo que aquí nos da un poco o un mucho igual, yo sospecho. Pero es Irina, en el fondo, un Cristiano Ronaldo en chavala monumental, emocionante y extranjera. Si me apuran, yo la veo tan soltera, hoy, como cuando iba con Cristiano, porque estas chicas tan viajadas sólo tienen compromisos de verdad con la agenda del manager. Irina es una guapa de cómic, tan perfecta que casi parece que no existe. Yo a Cristiano lo he visto siempre muy nuestro, y a ella la he visto siempre muy extranjera, pero extranjera de hacer una noche aquí, o dos, más bien deprisa, y de pocas ganas. Hablo de una chica distante, en general, y no solo porque se desempeñe en inglés de poner mucho mohín de desconfianza o desconcierto. Parece que viviera en la red, que un poco o un mucho sí vive, a todo póster. Ya difícilmente va a encontrar un novio más famoso que ella, que jugó en el Madrid sin jugar, y es diosa de otras atmósferas, con mucho de extranjera de todas partes  y con un poco de la mala leche de toda maravillosa de podio. Cuando estaba con Cristiano, estaba como sin estar del todo. Cuando ya no está con el futbolista,  es, y no es, todavía,  el mejor fichaje que hizo Florentino Pérez.

 

 

 

Compartir

ABC.es

El Arpón © DIARIO ABC, S.L. 2016

A ver de cerca el incendio, a convidarme a la tormenta, a poner bulería en la noticia diversa. A arriesgar, en fin, una opinión. Porque a veces “la vida no es noble, ni buena, ni sagrada”, según ya sospechó Lorca. A no... Más sobre «El Arpón»

Categorías
Etiquetas
Calendario
junio 2016
L M X J V S D
« may   jul »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930