La chica del ombligo de oro

Publicado por el Apr 17, 2016

Compartir

 

Si uno sigue a esta rubia, parece que hay varias Shakiras, porque tiene tajo abierto y diverso en todo el mundo, pero Shakira sólo hay una, y no hay más que verla. Hasta parece que usara varias Shakiras de réplica, para los videoclips de tanto ajetreo, pero Shakira sólo hay una, insisto, implacable como un seísmo. Existe la aldea global, obviamente, y existe la rubia global, que es Shakira, y muy pocas más. Lo mismo pone en pie de entusiasmo la noche de Río de Janeiro, desde el escenario, que se va a ver a Barak Obama, con el pelo recogido, porque la nombran figura imprescindible en un comité para mejorar la educación de los hispanos. Entre una cosa y la otra, entre canción y recepción, va y compra una isla en las Bahamas para reinventar el lujo del turismo, y el turismo del lujo, arrastrando en la empresa a Miguel Bosé o Alejandro Sanz. Shakira resultó el ombligo del himno de un Mundial histórico, el del Waka-Waka, y antes y después cumple como la emocionante cadera latina con más gracia y más gancho. No hay mejor ombligo en los videoclips en curso, yo creo, precisamente porque Shakira es mucho más que un ombligo famoso y planetario. Acaso lo contrario, si nos fijamos bien. Cuando canta, mete a menudo la voz en un túnel único, y ahora es más comercial, pero en la discografía primera reúne sobrantes temas de alto mérito. Es colombiana de cualquier sitio, pero colombiana. Sus videos promocionales son el verano, pero el verano por capítulos, con ella siempre en la copa, de musa de melena en llamas, y el ombligo de oro a la vista de la afición. En medio de tanto desmelene, lleva firme lo suyo con Gerard Piqué, y es titular del Barca, aunque no juegue, o más bien juegue a su manera. Parece un exceso nombrarla el ombligo de oro del mundo, pero quizá no tanto. En los escenarios, le saca un alboroto único a la cadera, y se pone a girar enseguida la multitud presente. Cuando iba en secreto con Piqué, la prensa le sacó el tema, y ella bailó el asunto a su manera: Eso es el waka-rumor. Lo que hay que hacer con los rumores es darles tiempo, incluyan o no incluyan waka-waka, que suelen incluirlo. Con Piqué, remata una pareja insuperable, casi, de guapos, ricos, jóvenes y archifamosos. No hace mucho, se pilló Shakira de pareja a Rihanna, para un videoclip de melómanos del erotismo. Iban las dos de dúo provocador de bañadores negros, reinventando la lencería de piscina sin piscina. Creo que el show lo ha visto una muchedumbre de cien millones, y lo que queda. Quiero decir que Shakira es un triunfo que no se corta. Se llama carisma a eso de llevar la voz cantante en cualquier sitio. Una fama para bien. Pues eso.

 

 

Compartir

ABC.es

El Arpón © DIARIO ABC, S.L. 2016

A ver de cerca el incendio, a convidarme a la tormenta, a poner bulería en la noticia diversa. A arriesgar, en fin, una opinión. Porque a veces “la vida no es noble, ni buena, ni sagrada”, según ya sospechó Lorca. A no... Más sobre «El Arpón»

Categorías
Etiquetas
Calendario
abril 2016
M T W T F S S
« Mar   May »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930