Del amor y otras carreras

Publicado por el Mar 20, 2016

Compartir

Ha cundido ya por ahí que Fernando Alonso y Lara Alvarez han acabado lo suyo. Parece que la chica quiere dedicarse a sus faenas de plató, y Alonso prefería mayor dedicación de novia. Parece que ha sido eso. De modo que la culpa pudiera ser de los horarios, si hubiera culpa. A ver quién sabe, en el fondo. Es seguro que hemos pasado de casi preparar boda a que los protagonistas se borren el uno al otro de las hemerotecas respectivas de facebook, o instagram. En cualquier caso, hemos ganado dos solteros famosos e inesperados, que es casi como ser soltero o soltera dos veces, para el music hall en curso de sociedad. Entre el amor y otras carreras, aquí parecen haber triunfado las otras carreras. Los deportistas son los campeonísimos del momento, a propósito de mujeres, salvo algún Premio Nobel, y así hasta que se casan. Ahí están los ejemplos de Iker Casillas, o Sergio Ramos, que ligaban a las maravillosas mejores, hasta que dieron en Sara Carbonero o Pilar Rubio, respectivamente. Rafa Nadal, como es de otro planeta, se ha echado novia para siempre, la sigilosa Xisca Perelló. No me voy a poner ahora a detallar el éxito de los futbolistas entre actrices o modelos, pero han quitado clamorosamente el podio a los toreros, que ahora incluso heredan de consorte a alguna bellísima que tuvo amores en el Real Madrid, zona titulares. Fernando Alonso ha cumplido la carrera al revés de muchos futbolistas. Primero se casó, y luego le ha dado kilometraje a la soltería. Cumplió boda con Raquel del Rosario, la chica del Sueño de Morfeo, y hasta un rato antes de Lara Alvarez nos presentaba en selfies de embeleso a Dasha Kapustina, una monada rusa del gremio de las maniquíes. Lo que pasa  con Alonso es que suele caer mejor su bólido. En España, el deportista que no cae del todo es Fernando Alonso, y el que siempre cae bien es Rafa Nadal. Yo creo que se entiende, o casi. Entre Alonso y el peatonaje siempre está un bólido, y entre Rafa y el peatonaje siempre está el buen rollo, y un autógrafo urgente. Rafa es un titán que se pluriemplea en el tenis. Alonso es un jinete de carrocerías. Ramos fue un salvaje de buenas maneras, un apache con el alma de flamenco. Toreaba de cerca, como Iker. Rafa es un tenista que lo gana todo, empezando por ganarse a la afición, que es lo que no tienen otros campeones, acaso como Alonso. Alonso es Nadal, sólo que al revés, más un bólido que es el único que sonríe al personal. Dicen los que le frecuentan que es otro en el trato, y tampoco vamos a quitarles la razón. Estamos, en todo caso, ante un campeón a tiempo completo. Vale para él lo que un día me dijo Alvaro de Luna a propósito de Larrañaga: “No le quitas una novia ni en la ficción”.

 

 

Compartir

ABC.es

El Arpón © DIARIO ABC, S.L. 2016

A ver de cerca el incendio, a convidarme a la tormenta, a poner bulería en la noticia diversa. A arriesgar, en fin, una opinión. Porque a veces “la vida no es noble, ni buena, ni sagrada”, según ya sospechó Lorca. A no... Más sobre «El Arpón»

Categorías
Etiquetas
Calendario
marzo 2016
M T W T F S S
« Feb   Apr »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031