El amo del sofá

Publicado por el mar 12, 2016

Compartir

 

Bertín ha hecho de la gracia de cuna andaluza quizá su mejor idioma. De la cuna andaluza y popular, y en la tele eso lo emplea mucho, aunque según quién tenga enfrente. Se ha aplicado, desde siempre, en la seducción de oficio largo. Lo que Bertín hace en la tele pudiera titularse “el programa de Bertín”, que es, por otra parte, lo que él ha cumplido siempre, en programa propio o en programa de otro. Lo suyo ahora se llama “En tu casa o en la mía”, como sabemos, y viene cundiendo que acaso Bertín no tiene casa, porque está en negociaciones de prórroga con RTVE. No le faltará sitio, si se larga,  donde seguir con su show, porque ha sido el triunfo de la temporada aún en curso. En el sofá es el amo. Ha venido dando las campanadas, pero en día distinto a Nochevieja. Le vamos a recordar, incluso, porque entró de algún modo en campaña electoral. En su casa recibió a Mariano Rajoy, a Pedro Sánchez. Y retronó la audiencia. Bertín no ha logrado, con los políticos, ni buenas ni malas entrevistas, a mi juicio, pero sí ha inaugurado, o reinaugurado, la cháchara con cojín en el regazo respectivo, que es hablar de todo como si no importara nada, un poco subido siempre al chiste o gracieta como confidencia, o al revés. Si recordamos, a Rajoy le preguntó poco, o muy poco, porque bastaba con ponerle el clima, un clima sin prisas de domingo en cualquier día, más un futbolín de remate. Con Sánchez vino a pasar lo mismo, sólo que sin futbolín. Bertín ha arañado unas confesiones de intimidad, en los entrevistados, porque él así se las viene apañando siempre consigo mismo, entre el vacile de barra y la franqueza de golfo. Algunas censuras gremiales sí le han hecho por ahí, porque no falta quien coge cabreo porque Bertín ha triunfado en un género de periodista sin serlo. Pero yo no creo que haya ejercido nunca de periodista, sino de Bertín, y por eso ha logrado que las gentes se descuiden en el sofá, y ahí se desabrochen de dato o detalle confidencial, como si hubieran quedado un rato con el colega. Claro que tampoco hay confidencias máximas, si nos fijamos, sino más bien un tono inédito ante la afición, mayormente en los políticos entrevistados. Que ya es mucho. Yo creo que toda entrevista es un robo. Y lo demás es un publirreportaje. Bertín no ha hecho ni una cosa ni la otra, porque ha dejado que los famosos se suelten a hablar como si estuvieran de cumpleaños propio, pero de cumpleaños organizado por Bertín. Ahora hace entrevistas, pero antes presentaba concursos de críos, y va cantando por ahí, con su empaque de galán de casino. Vende jamones de spot, tiene algún caminar de cowboy, pero de cowboy de Jerez, y con finca. Ha ligado hasta aburrirse, aunque de eso se suele uno aburrir poco. En su programa invita a los famosos a un cojín, y a triunfar de cháchara alegre como si no los viera nadie.

 

 

Compartir

ABC.es

El Arpón © DIARIO ABC, S.L. 2016

A ver de cerca el incendio, a convidarme a la tormenta, a poner bulería en la noticia diversa. A arriesgar, en fin, una opinión. Porque a veces “la vida no es noble, ni buena, ni sagrada”, según ya sospechó Lorca. A no... Más sobre «El Arpón»

Categorías
Etiquetas
Calendario
marzo 2016
L M X J V S D
« feb   abr »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031