Los paseantes del arte

Publicado por el feb 28, 2016

Compartir

La Feria de Arco, que acaba de cerrar con éxito su 35 edición, puede dividirse en piezas y peatones. O sea, en obra expuesta y paseantes en vigor. Luego está toda la mecha habitual de los galeristas, los artistas o los coleccionistas. Una mecha que va nutrida por el gentío profesional del sitio, y luego una mecha que anda muy viva por ahí, en los papeles a propósito del evento de las firmas acreditadas, y también en las desacreditadas. Los artistas, galeristas y coleccionistas son el triunvirato de oro de un acontecimiento que pone mucha amenidad a las crónicas y cifras a los análisis, ahora que sabemos tanto del arte, en general, y del arte de la crisis, en particular. Pero dentro de Arco hay otro arco, y a esto íbamos. Se trata del arco alegre del peatón que va a echar la tarde con el bonobús en el bolsillo, un coro de particulares que va tomarse un cocacola por allí, y de paso a pegarse el susto o el deleite, como el que va a ver coches caros en un escaparate, echando un ojo al precio imposible. Algunos van incluso a la caza del autógrafo del famoso, pero no del famoso del pincel, sino el famoso que anda por ahí, echando un reojo de enterado o enteradillo, como Rossy de Palma, o Blanca Cuesta, que estaban las dos por los stands, en el día de la inauguración, tan entretenidas. Está Arco, Arco de siempre, entre los genios del camelo y los genios propiamente dichos, y luego está el alegre peatonaje, que va al sitio de picnic, pero a un picnic de mucho arte, aunque pasen mucho del arte, o precisamente por eso. Viven el despliegue con el ánimo quien va de safari, a matar ahí la tarde entera, o a un parque de atracciones. El alegre peatonaje carga de merienda, y le hace fotos a todo, como los chinos que van a los toros, o al zoo. En algunas de esas fotos sale, como al descuido, un Miquel Barceló, o un Antonio López, que son dos nacionales de cotización internacional, pero se trata, sobre todo, de llevarse un reportaje de picnic propio, y no tanto de lograrse un catálogo de museo con la camarita del móvil. Son los mirones de ambiente, el paisanaje de despiste, la orilla de snobs que vive un “finde” interior en una sola tarde bajo la excusa de una gran cita cultural que es, en efecto, también una feria. El fin de semana hubo multitud, como en rebajas. Un show.

 

Compartir

ABC.es

El Arpón © DIARIO ABC, S.L. 2016

A ver de cerca el incendio, a convidarme a la tormenta, a poner bulería en la noticia diversa. A arriesgar, en fin, una opinión. Porque a veces “la vida no es noble, ni buena, ni sagrada”, según ya sospechó Lorca. A no... Más sobre «El Arpón»

Categorías
Etiquetas
Calendario
febrero 2016
L M X J V S D
« ene   mar »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
29