Un duque tras malas horas

Publicado por el Feb 27, 2016

Compartir

De Cayetano Martínez de Irujo sabemos que es jinete sostenido, que perdona poco o nada a la prensa de varietés, y que usa maneras de galán de buena escuela, cuando se pone. Eso, y que últimamente no lleva la mejor época nuestro hombre. Viene cumpliendo un purgatorio de sucesivos quirófanos, por complicaciones de intestino, y está entre dos mujeres que con él ya no están, Genoveva Casanova, y Melani Costa. Porque la primera ha dicho, a propósito de los avatares de salud de Cayetano, que éste “lo ha pasado muy mal”. Y la segunda, a propósito de otros avatares, los sentimentales, ha soltado que no quiere saber nada de Cayetano. Está solo Cayetano, sí, entre una “ex mujer, Genoveva, y una “ex” novia, Melani, una sirena de ojos verdemar que dio hace poco el portazo. De Cayetano sabe todo el mundo que es aristócrata de genealogía, y aristócrata de ligar mujeres de lámina maravillosa, desde las citadas hasta llegar a Mar Flores, casi antaño, cuando iba Mar para Elle Macpherson de la Marca España. Insisten las biografías en que Cayetano era una debilidad de la duquesa de Alba, y acaso por esto va él todavía  con mucha herida viva de crudo luto interior, desde que la madre le falta. En algunos costados de lo social, cae antipático Cayetano, pero a mí no me ocurre, porque encuentro que no intenta disimular su antipatía, o antipatías, contra lo que hacen otros, u otras. A mí ese ejercicio de sinceridad no me disgusta, sino todo lo contrario, y hasta me lo acerca, bajo esa cosa de chico aseado que no tiene el día, según es costumbre en él,  a veces. En la hípica ha estado, por oficio, y hasta tiene medallas de alta competición. Se comprende que siendo duque de Arjona cueste encontrar un trabajo en condiciones, pero Cayetano ha buscado empleos, probablemente para no caer en el vicio mayor del aburrimiento, que suele ser un vicio de ricos. Un día se desempeñó de duque de Wellington, pero para el cine, porque le fichó de reparto Milos Forman, en la película “Los fantasmas de Goya”, donde salían Javier Bardem y Natalie Portman. Luego ha estado de asesor o promotor de varias firmas de moda, y trabajó de presidente de la Asociación de Deportistas, una aventura de la que salió con lío. A veces, hemos visto a Cayetano compartiendo mitad de foto con alguna “amiga especial”, que es como llaman los cronistas cautelosos, pero enterados, a las que trabajan para novias, que es como decir a las que no van a ser novias nunca. El caso es que, por rachas, Cayetano va  haciendo o rehaciendo su vida de soltero, porque soltero es el que vive suelto, y a esa condición le encuentra él pronto la postura. No le hace gracia ninguna que le inmortalicen, vía teleobjetivo, mientras coge las maletas a una morena guapaza. Sabe la máxima de Baudelaire, sin haber leído, quizá, al poeta: “El amor es el resultado de un malentendido”. Ocurre incluso en las mejores familias.

 

Compartir

ABC.es

El Arpón © DIARIO ABC, S.L. 2016

A ver de cerca el incendio, a convidarme a la tormenta, a poner bulería en la noticia diversa. A arriesgar, en fin, una opinión. Porque a veces “la vida no es noble, ni buena, ni sagrada”, según ya sospechó Lorca. A no... Más sobre «El Arpón»

Categorías
Etiquetas
Calendario
febrero 2016
M T W T F S S
« Jan   Mar »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
29