La alineación consorte

Publicado por el Dec 26, 2015

Compartir

En papeles diversos y en la red infinita,  aluden a las mujeres de los futbolistas bajo el término “wags”, que no sabemos bien lo que es, pero sí. Me explico. El término “wags” es un remiendo de traducción urgente de la expresión “wives and girlfriends”, o sea, mujeres y novias, que diría un taxista, tirando de Cervantes. La palabra la habíamos visto usada para aludir a las chavalas fastuosas de los futbolistas, de Irina Shayk a Sara Carbonero, o Shakira, pero veo que la cosa cunde, y así llaman también a las consortes de los campeones de baloncesto, últimamente muy en moda. Ahora, cuando se ficha a un pelotero de mucho tatuaje, fichamos también a la consorte, que suele ser una chica que parece modelo, y quizá hasta lo es. Hay un auge renovado de la palabra “wags”, que ya entra en otros deportes, y que viene, en rigor, de cuando Victoria Beckham cumplió la Eurocopa de Portugal, en el 2004, yendo de compras. Victoria estuvo un rato largo en Lisboa, y no hizo cuerpo de trato o alterne con el resto de mujeres monumentales de los futbolistas ingleses para evitar comparaciones o rivalidades. Hasta se hospedó en hotel distinto a las demás, hotel que no era un hotel, sino un chalet. Pero de aquello viene la acuñación “wags”, para el español, que a mí no me gusta ni poco ni mucho, porque ya tenemos aquí las palabras novia, famosa, o consorte, que dicen más, y encima son nuestras. “Wags” tiene algo de urgencia digital, de traspiés snob. Pero se usa mucho. Me consta que a varias consortes de los jugadores del Real Madrid, y de otros equipos, estos términos de moda, y casi de la moda, porque los echan a rodar, generalmente, las cronistas o los cronistas de cremas, estos términos, digo, no les gustan nada, porque ven en ellos cierta coñita de ironía a propósito de los oficios femeninos y efímeros de vivir de la fama del marido. David Beckham trajo al fútbol el escaparatismo, y su mujer también, sólo que en el fútbol de consortes, que se disputa en la grada, y en las tiendas de Dolce & Gabanna. El fútbol nos trae, por rachas,  una alineación paralela de monadas de spot, una grada de hermosísimas de diversa nación que resultan un cruce de cumpleaños de cantante planetario y precalentamiento de la Pasarela Cibeles. Apuntaba un goleador del endecasílabo, Jorge Luis Borges, que con  el tiempo se descubre que “la belleza, como la verdad, es frecuente”. En el fútbol más allá del fútbol, la belleza no es sólo frecuente, sino numerosa, incalculable, monumental. Comprendo que, en general, a las mujeres de los deportistas esto del club sin club de las “wags” no las ponga contentas, precisamente. Hablo de las que son menos “wags” de todas. Yo ya me entiendo, y ustedes también. Entre otras cosas, no deja de ser un mosqueo que te hablen el español en inglés.

 

 

Compartir

ABC.es

El Arpón © DIARIO ABC, S.L. 2015

A ver de cerca el incendio, a convidarme a la tormenta, a poner bulería en la noticia diversa. A arriesgar, en fin, una opinión. Porque a veces “la vida no es noble, ni buena, ni sagrada”, según ya sospechó Lorca. A no... Más sobre «El Arpón»

Categorías
Etiquetas
Calendario
diciembre 2015
M T W T F S S
« Nov   Jan »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031