Bienvenidos al cabaret de gangas

Publicado por el Nov 27, 2015

Compartir

A los de Nueva York les hemos importado las brujas de Halloween, y ahora el “Black Friday”, que es una síntesis de las rebajas de toda la vida, sólo que en el rato intenso de un día, y de una noche, que es hoy mismo. Las rebajas son una amenidad muy española, como la siesta, y casi diríamos que las rebajas son algo así como la siesta de los precios. Hoy está todo más barato, o casi todo, y las firmas ponen un escaparate de lujo, salvo el precio del lujo. Hay donde comprar, y de rebajas. De este “Black Friday” se deducen, de arranque, dos cosas. La primera es el adelanto de las vísperas de las compras de Navidad. Y segunda, que los precios son una juerga, porque a ver cómo, si no, puede quitársele un cuarenta por ciento de euros de vellón a un trapo o una lavadora. El precio es según el calendario, como el ánimo. En rigor, de rebajas llevamos mucho tiempo todos, o casi todos. Y hablo del sueldo y de otras tantas cosas, pero hoy se inauguran unas rebajas de enero a finales de noviembre, unas rebajas de deshora que son algo así como poner en vacaciones los precios, durante el viernes loco. El peatonaje se va a echar de alegrón a la calle, y parecerá la cosa una manifa de la reivindicación del saldo, quizá porque lo es. Esto del “Black Friday” viene de EEUU, y aquí lo vamos a celebrar por cuarto año. Allí conlleva varios días festivos, según los Estados, y es un éxtasis del éxito de las compras, según las estadísticas y hasta el caos de circulación. Aquí no teníamos costumbre de este día, pero ya le vamos pillando la costumbre, porque la ganga nos hace a todos pobres con mucho dinero, por un momento. Va a haber ambiente, y yo arriesgaría que los presentes, en general, no buscan tanto lo superfluo, como otros años, sino también lo básico, que se da más barato. No hay crisis en las rebajas, pero sí se intuye que estamos ante unas rebajas de la crisis. Las señoras ya no se llevan un ventilador de adorno, porque está a cuatro euros, sino una tostadora de ocasión, porque la de casa ya trabaja de antigualla. Eso, y dos trapitos de mucho uso. Los señores vamos a estos saraos de figuración o compañía, y saldremos del rato con la compra de los calcetines socorridos de siempre, que ahora dan dos pares por uno. Nos vamos a permitir también el capricho de lo necesario. Es el “Black Friday”, que no sabíamos lo que significa, pero sí. Viva el “Black Friday”. Nunca sobra este music-hall de compradores, este cabaret de gangas, este tropicana de peatones que cumplen el sueño de llevarse mucho por muy poco.

 

Compartir

ABC.es

El Arpón © DIARIO ABC, S.L. 2015

A ver de cerca el incendio, a convidarme a la tormenta, a poner bulería en la noticia diversa. A arriesgar, en fin, una opinión. Porque a veces “la vida no es noble, ni buena, ni sagrada”, según ya sospechó Lorca. A no... Más sobre «El Arpón»

Categorías
Etiquetas
Calendario
noviembre 2015
M T W T F S S
« Oct   Dec »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30