La última juerga de Hormigos

Publicado por el jul 13, 2015

Compartir

Algún día dijo Olvido Hormigos que ella hace con su cuerpo lo que quiere. Y ahora ha querido escribir, con todo el cuerpo, un libro de atletismo sexual. Lo mismo le falta metáfora, pero no hemeroteca biográfica. Olvido se cuida de decir que ha entrado en la literatura, con lo que quizá se evita que por ahí se arriesgue que la literatura no ha entrado en ella. Anteayer, estaba de firmante en un supermercado, en la Puerta del Sol, y la gente no sé si la leerá, pero se llevaba un selfie. Olvido Hormigos tiene un nombre de mucho juego, y una melena de madura bien de provincias que se ha venido a Madrid a enseñar las joyerías. Como en las teles mueve mucha jarana de romances, y también la pillan de brega nocturna, desabrochada entre dos coches, ya casi es más noticia que de pronto aporte marido al plató. Porque marido tiene, sólo que es un marido para las fotos. Y para ordenarse el turno de los hijos, supongo. Olvido viene de un video íntimo, y de solitaria, que tronó en internet, y va yo no sé adónde, aunque vemos que no sale de la tele. Aquel vídeo de morbo la tuvo de estrella a su pesar de los policías de la moral ajena. No cometió ningún delito, con su autograbación de alcoba, difundida vergonzosamente en Internet, pero era concejala en el municipio toledano de Yébenes, y presentó la dimisión. A mí, entonces, Olvido me pareció ejemplar,porque en España no dimite nadie, o casi nadie, salvo que venga un juez con los papeles. Y a veces, ni eso. Es más, yo creo que asistimos aquel día a un caso de dimisión a su pesar, porque ya me dirán ustedes qué tiene que ver que te roben un minuto de cinexín sexual con el desempeño más o menos solvente de una labor pública. Dimisión a su pesar, sí, y yo arriesgaría que a pesar de todos, porque a veces toleramos el trinque o el engaño, pero no el gozo privado, tan sagrado. Enseguida ella reconsideró, bajo mucho respaldo urgente y público, y siguió de concejala hasta que no siguió. Se ha vestido de portada de interviú, y se ha pegado un chapuzón en las piscinas de moda de la tele. Pues tampoco me parece mal, la verdad, porque no le sobra el trabajo de maestra, que es también su oficio, y el bañador, encima, le queda fino. Aguanta bien el tipo, en las portadas de corsetería, y ahora, con libro propio, es quizá la misma rubia liberada, pero en otro papel. Al lado de Belén Esteban, con quien parece que no se lleva, parece parisina. Es carne de reality Olvido, pero no carne de gogó sino de señora toledana que se ha venido de compras cara a la capital, y de paso alterna en la discoteca. Mandó un día un breve vídeo a un amante joven, y de ese regalo privado se montó en internet un videoclub. Se ha preparado un libro que va de hacer mucho pilates sexual. Ahí tiene su última juerga.

 

 

Compartir

ABC.es

El Arpón © DIARIO ABC, S.L. 2015

A ver de cerca el incendio, a convidarme a la tormenta, a poner bulería en la noticia diversa. A arriesgar, en fin, una opinión. Porque a veces “la vida no es noble, ni buena, ni sagrada”, según ya sospechó Lorca. A no... Más sobre «El Arpón»

Categorías
Etiquetas
Calendario
julio 2015
L M X J V S D
« jun   ago »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031