Bond en Madrid

Publicado por el may 16, 2015

Compartir

El bikini emocionante de Halle Berry, la dentadura monstruosa de Jaws, la pistola de oro de Scaramanga, el esmoquin de blancura de Roger Moore. He aquí algunas de las artesanías del cine que pueden frecuentarse en la exposición “Diseñando 007: Cincuenta años de Estilo Bond”. Lleva unos días abierta en el Centro Cultural Fernán Gómez, y ahí estará hasta bien cumplido el verano. Naturalmente, se trata de poner en vitrinas todo el ropero inacabable de las películas de James Bond, y no sólo eso sino también algún que otro bólido de estas pelis y las primeras ediciones ilustradas de los libros de Ian Fleming, el novelista inglés que inventó ese personaje exótico, guaperas, algo snob y siempre bien planchado que es Bond, James Bond. Bond siempre estuvo en forma para pillar un helicóptero en marcha y para ligarse a la más hermosa del hotel, y ahora nos llega a San Isidro trayendo varios vestidos de las chicas 007, la moto BMW R 1200 de “El mañana nunca muere”, y un collar de oro de 71 quilates, más su colgante de jade, que estuvo de adorno en el cuello lírico de Andrea Sanders en “El hombre de la pistola de oro”. Eso, y más cosas. El aire de la exposición no es meramente museal, sino una atmósfera multimedia donde igual te encuentras la carcasa de un rincón de casino, tamaño natural, que un collage de las fotos de familia de los diversos agentes secretos que en esta sagan han sido, desde Roger Moore a Sean Connery. James Bond ha sido varios machos, pero a uno siempre le sale el mismo, por encima de todos: Sean Connery. Está aquí muy bien representado, y yo creo que vence a todos porque su virilidad se presenta más irrepetible, y porque es el más viejo. El propio Ian Fleming, ya citado, hizo a James Bond hijo de un caballero escocés, después de conocer a Connery, que modificaba así, con su facha, la biografía de un personaje de ficción. Pierce Brosnan o Daniel Craig van de Bond, pero Bond siempre quiso ir de Sean Connery, yo creo. La verdad es que todos los actores de esta saga o serie nos salen como parroquia privada de elegantes, dentro de la abierta elegancia masculina de ahora y de antes. Lo que pasa es que Connery siempre resulta él, a pesar de James Bond. A pesar de los trajes pulcros que llevan todos los de esas películas y los relojes fascinantes de mirar la hora de haber quedado con Ursula Andress, Carole Bouquet o Halle Berry. Pasen, y vean.

Compartir

ABC.es

El Arpón © DIARIO ABC, S.L. 2015

A ver de cerca el incendio, a convidarme a la tormenta, a poner bulería en la noticia diversa. A arriesgar, en fin, una opinión. Porque a veces “la vida no es noble, ni buena, ni sagrada”, según ya sospechó Lorca. A no... Más sobre «El Arpón»

Categorías
Etiquetas
Calendario
mayo 2015
L M X J V S D
« abr   jun »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031