Los nuevos hijos de portada

Publicado por el May 4, 2015

Compartir

Madre no hay más que una, pero madres de portada hay varias, o muchas. Quiero decir que las famosas de escalafón han ido dando relevo de foto en sus hijas o hijos, que no celebran el día de la madre a fecha fija, naturalmente, sino a saltos varios del calendario en general. Cada vez que incurren en un reportaje, que suele ser un publirreportaje, está ahí su madre, aunque no esté. Son “los hijos de”, que es un oficio, aunque tengas otro oficio, que pudiera darse el caso. Así, de Isabel Preysler nos llegan Tamara Falcó, Ana Boyer, Chabeli Iglesias. Por la otra punta, acaso contraria, nos llegan criaturas de muy distinta lámina como Chabelita, Gloria Camila, o Rocío Flores, hijas de Isabel Pantoja, Rocío Jurado y Rocío Carrasco, respectivamente. En medio de todo este guateque, nos asoman Rafael y Luis Medina, hijos aristócratas de Nati Abascal, o bien Borja Thyssen, hijo de la baronesa, que gusta de presentarnos a todo cromo a sus dos gemelas, Carmen y Sabina. Hay, como vemos, una fama por vía genética, que no es la fama por vía de contagio, que es la fama que se lleva entre los novios despechados de primetime o las busconas de trimestre. Hemos citado arriba algunos casos notables, y de mucho apellido, pero hay más, obviamente. Chabelita ha pillado faena sobrante de chavala sin oficio. Vio rápido que podría ejercer de “hija de”, que es cosa que viene directa en el DNI, y luego se trabaja, o no se trabaja. Pues ella se lo viene trabajando hasta con plató propio, mientras le hacen por ahí el coro gritón y adverso las novias del novio que ella tuvo, que no es “hijo de”, pero casi como si lo fuera. Gloria Camila es el enigma con sonrisa andaluza. Gasta una popularidad de intermitencia, y quienes la tratan avalan un espíritu de poco alboroto. Para el lío que llevó en su propia familia, meses atrás, casi resulta un prodigio de sentido común. Rocío Flores cumplió dieciocho años y supimos que tiene litigio con la madre. Se nos ha descubierto mayor de edad con noticia dentro, igual que en su día Chabelita, que traía la primicia literalmente dentro, porque venía embarazada. De modo paralelo a estas gentes populares, digamos, prosperan las finas hijas de la Preysler, que son las nuevas chicas de escaparate. En Tamara Falcó y Ana Boyer veo yo las titulares de la gimnasia de la portada, que es deporte donde su madre aún sostiene cotización, como una hermana de muchas décadas. Tamara ya sabemos que es una delicia de chica que casi hay que emitir bajo subtítulos, porque habla con diccionario de chicle. Nunca sabemos si lo que necesita es un nuevo novio, o un logopeda. Pero está ahí, ejerciendo de Tamara, que es su empleo de mucho póster y poco desvelo. Ana Boyer es una musa de Porcelanosa, y una ninfa de tenista. En la grada de enfrente están dos dandis de linaje, Rafael y Luis Medina. Enraman con los Medinaceli, pero los trajes no les quedan antiguos. Son el gentleman con gimnasio, dos apolos del Guadalquivir. Borja Thyssen se nos queda en hipster de talonario, y familión de tatuajes.

 

Compartir

ABC.es

El Arpón © DIARIO ABC, S.L. 2015

A ver de cerca el incendio, a convidarme a la tormenta, a poner bulería en la noticia diversa. A arriesgar, en fin, una opinión. Porque a veces “la vida no es noble, ni buena, ni sagrada”, según ya sospechó Lorca. A no... Más sobre «El Arpón»

Categorías
Etiquetas
Calendario
mayo 2015
M T W T F S S
« Apr   Jun »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031