Las distintas herederas

Publicado por el abr 20, 2015

Compartir

Está en Galicia una copa de las fortunas de Europa, o del mundo, empezando o acabando por Arteixo, en La Coruña, sede central de Inditex, la gran empresa de Amancio Ortega. Ahí, en Galicia, se auparon y se aupan los nombres de Manuel Jove, Magín Alfredo Froiz, o el ya citado Ortega. Han logrado empresas planetarias de éxito, y barajan el calendario de los ricos que se deben al tesón sostenido, y no al milagro de momento. Y ahí están asimismo las hijas de estos poderosos emprendedores, que siguen el negocio familiar, pero desde costados diversos, y según las ganas propias, o las artes propias. Hablamos de las prósperas y muy distintas herederas que son Felipa Jove,  Marta Ortega o Sandra Ortega, entre otras. Marta y Sandra son hermanas de padre, Amancio, y resuelven un retrato muy distinto de la heredera, retrato muy distinto y acaso contrario. Marta tiene treinta y un años, estudió en un colegio católico concertado, y completó la formación en un internado suizo. Sandra tiene cuarenta y cinco, y se educó en un instituto público, licenciándose en Psicología. Apenas viene trascendiendo nada de su “vivir preferiblemente oculto”, que decía el clásico que era el mejor vivir. Su marido trabaja en la sede central de Inditex, y sus hijos se forjan en un colegio público. El fallecimiento de su madre, Rosalía Mera, aquella millonaria diferente, la forzó a salir del anonimato, en el 2013, porque a esos momentos amargos se debe la primera foto de la heredera, que milita desde siempre en la  discreción sin fisuras. Mucho hay del carácter altruistra, campechano y solidario de la madre en Sandra, que trabaja en Paideia, la organización sin ánimo de lucro fundada por Rosalía. Marta, sin embargo, ha ocupado a rachas el escaparate, no sabemos si muy a su pesar, o no tanto. En “Vanity Fair” se apuntó algún detalle de su último cumpleaños, en enero, al que acudieron doscientos invitados. Hubo catering del hermano de Ferrán Adriá, y se bailó al ritmo de Mark Johnson, un tipo de prestigio que se desempeña como productor de Paul McCartney o Amy Winehouse. La fiesta se celebró en el pazo familiar donde unos años antes Marta se casara con el jinete Sergio Alvarez Moya, del que ya está divorciada. De algún modo, la afición ejerciente de Marta por la hípica hizo que su padre alternara en la crónica social más allá quizá de lo que en él venía siendo deseo y hábito, llevado siempre del sabio carácter reservado y hasta esquivo de muchos empresarios europeos, en general, y gallegos, en particular. Marta, en él, es una comprensible debilidad, como el hijo de ésta, su nieto, de nombre Amancio. Los avatares biográficos de Marta siempre han sido un gozo para la prensa, casi desde su propia adolescencia. Sandra ha trabajado siempre para la propia “clandestinidad”, por decirlo con palabra quizá de demasiado bulto. Estamos ante  dos modos de ser heredera del negocio textil más próspero y revolucionario de las últimas décadas.

 

Compartir

ABC.es

El Arpón © DIARIO ABC, S.L. 2015

A ver de cerca el incendio, a convidarme a la tormenta, a poner bulería en la noticia diversa. A arriesgar, en fin, una opinión. Porque a veces “la vida no es noble, ni buena, ni sagrada”, según ya sospechó Lorca. A no... Más sobre «El Arpón»

Categorías
Etiquetas
Calendario
abril 2015
L M X J V S D
« mar   may »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930