La transparencia de Kiko

Publicado por el ene 8, 2015

Compartir

Francisco Rivera se transparentó de cantante, en la Nochevieja de la tele, con mucho bulto de gogós. Lo mismo ustedes no estuvieron en la aparición, pero yo sí, porque trasnoché más allá de los tres o cuatro Bustamantes de arranque de la fiesta. No hablo de Kiko disjockey sino de Kiko cantante, sí, con lo que el hijo de la Pantoja ya no nos da el susto con el repertorio de novias sino con el repertorio propio de folclórico a su manera, aunque de su repertorio sepamos poco, o nada. Y casi mejor. Pero ahí estaba, el tío, en medio de las transparencias, en general, con su calva de impudor y su pelucón de barba. Francisco Rivera también se transparentó, no sólo Cristina Pedroche. Antes, para cualquier music hall de la Nochevieja nos traíamos a Ricky Martin, pero ahora vamos tirando con Bosé y Bisbal, y luego viene todo un orfeón de fracasitos, con concurso o sin él, empezando o acabando en Kiko Rivera, al que vi con un micro de solista, a deshoras, entre la genealogía habitual de  gogós o azafatas. Hay muchos Paquirrines en este zagalón que, en rigor, ya tiene poco de Paquirrín, porque es un bigardo de báscula, porque se ennovia con alegría, porque está, en fin, en el atletismo del whiscola. No tiene ya gran tirón de donjuán inverso, de novio de un rato, de hetero en vigor, para los cromos del colorín. Pero como cromo en sí es eterno. Como los del fútbol, pero él en el fútbol de relajo de after. Le hemos tenido, durante muchos años, como el gran huérfano de las Españas peninsulares e insulares, como un adolescente peleado a muerte con la elegancia, como un chaval que a los cuarenta, por ejemplo, aún se iba a llamar Paquirrín. Y a todo eso, el zagalón no decía ni palabra, todo lo contrario, sin moverse nunca de su exótica colección de chándales, que en él parecen siempre el mismo chándal. Hasta que tuvo descendencia, se imitó en Torrente, encontró faena de discjockey, y hasta un huequecito de folclórico en el karaoke de las nocheviejas. De Kiko Rivera, “ex” Paquirrín, veníamos sabiendo que era todo un jaleo atuendario y que no hablaba. Pues, encima, ha acabado cantando. Lo que no quiere decir que haya arreglado así lo de hablar, ni tampoco lo otro, el ropero de metrosexual a su manera.

Compartir

ABC.es

El Arpón © DIARIO ABC, S.L. 2015

A ver de cerca el incendio, a convidarme a la tormenta, a poner bulería en la noticia diversa. A arriesgar, en fin, una opinión. Porque a veces “la vida no es noble, ni buena, ni sagrada”, según ya sospechó Lorca. A no... Más sobre «El Arpón»

Categorías
Etiquetas
Calendario
enero 2015
L M X J V S D
« dic   feb »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031