Y Lina resucitó

Publicado por el sep 28, 2014

Compartir

No hay mejor modo de resucitar a Lina Morgan que dar la noticia de su muerte, que es lo que ha hecho una web o así, con el consiguiente guateque en la red, que es siempre una cosa entre el fusilamiento y la orgía. El alegrón de ese infundio ha sido un susto de mucho retuit. La noticia de la muerte de Lina es falsa, naturalmente, pero la han matado un momento, por desliz de dejadez,  para darle enseguida una reanimación sostenida de trendic topic, ahora que está la artista un poco mejorada en un hospital madrileño, después de un año inquietante que ha venido pintando entre mal y muy mal. Esto de improvisar de pronto la esquela de un famoso es un vicio remoto, o no tanto, de la prensa que no es prensa. A Rocío Jurado le adelantaron varias veces los obituarios, y a Joaquín Sabina también lo han enterrado alguna vez, cuando siempre está más vivo de lo que está. Ahora le ha tocado morir a Lina, justo cuando lograba una mejoría de traslado, o sea, que se ha obrado en ella la resurrección, sólo que algún insensato de internet quería anunciar antes de la resurrección un velorio, y no una nueva cama donde los malitos de respiración ya van mejor.Lo de Lina Morgan es una maldición pulmonar que no escampa del todo, aunque la artista, tan chula ella, ya ha cumplido 77 tacos, entre el ahogo y la esperanza, últimamente, y según el día. Lina no recibe visitas, por voluntad propia, salvo Daniel Pontes, su chófer, que lo es todo, o casi todo, para nuestra ilustre convaleciente. Lina lleva un año cumplido estando en  la actualidad, pero sin estar, porque la UCI es lo contrario a una portada. Pero de pronto se publicita por ahí su muerte apócrifa, y entonces nos enteramos de que vive en mejoría de lo suyo, que ha sido grave, y que esa muerte falsa la ha pillado a media resurrección. Lina ha resuelto una biografía dura y difícil ejerciendo entre guapas, cuando no era un monumento, y triunfando de graciosa, cuando era, y es, una señora de antipatía casi profesional y el guiño más bien agrio. Cree en los lujos del triunfo, y también en el triunfo de los lujos, como toda gran vedette, que no es sino un oficio de pobre, sólo que pobre al revés. Le faltaba el triunfo de resucitar después de que te preparen el pésame de mentira.

 

Compartir

ABC.es

El Arpón © DIARIO ABC, S.L. 2014

A ver de cerca el incendio, a convidarme a la tormenta, a poner bulería en la noticia diversa. A arriesgar, en fin, una opinión. Porque a veces “la vida no es noble, ni buena, ni sagrada”, según ya sospechó Lorca. A no... Más sobre «El Arpón»

Categorías
Etiquetas
Calendario
septiembre 2014
L M X J V S D
« ago   oct »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930