Tristeza postpasarela

Publicado por el sep 16, 2014

Compartir

Cada vez que ocurre eso de la Mercedes Benz Fashion Week, antes Pasarela Cibeles, en Madrid, el pabellón del show propiamente dicho y los garitos de moda, después, se ponen reventones de muchachas inexplicables como alhajas, y los fanáticos de la mujer trasnochamos por verlas de cerca, temblorosos ante el milagro de que de verdad existan, cocacola en mano, igual que tiemblan los arqueólogos cuando visitan la entraña de las pirámides. Ahora la que mola es Alessandra Ambrosio, pero Alessandras siempre hay muchas, se llamen como se llamen. Somos, algunos, los egiptólogos un poco salidillos de estas chicas monumentales, emocionantes y viajadas, que tienen veintipocos años de chicle sin azúcar y un novio o ligue en el extranjero, que a lo mejor es el móvil. He llegado a ver, eso sí, que se lleva la minifalda, que es una cosa que no pasa nunca de moda, porque las piernas stradivarius de las chavalas no caducan jamás. Como tampoco caducan los escotes, que son siempre la noticia de los cócteles sin noticia, que son todos o casi todos. Más que los encajes labrados de Francis Montesinos, o el telar alegre de Desigual, o las crueles transparencias de Andrés Sardá, yo me he quedado con los muslos marceños o la esbeltez de oro de las modelos, que han calzado a veces unos zapatos agudos, de tacón imposible, que me reafirman en que el zapato forma parte de la ropa interior, como tengo muy hablado con Sara Navarro. Con todo, por encima o por debajo de todas las propuestas de corte y confección de nuestros diseñadores mejores, a mí sólo me va quedando claro, por ésta y todas las vistosas ediciones anteriores de Cibeles, que la que está de moda es la mujer, que la hermosura de la mujer nunca pasa de moda, y que los magos de la ropa ya no se obstinan sólo en vestirlas sino también en desnudarlas. Por suerte para todos los mirones que vamos, en romería, a tomar el sol de la juventud a la sombra de estas muchachas en flor.

Compartir

ABC.es

El Arpón © DIARIO ABC, S.L. 2014

A ver de cerca el incendio, a convidarme a la tormenta, a poner bulería en la noticia diversa. A arriesgar, en fin, una opinión. Porque a veces “la vida no es noble, ni buena, ni sagrada”, según ya sospechó Lorca. A no... Más sobre «El Arpón»

Categorías
Etiquetas
Calendario
septiembre 2014
L M X J V S D
« ago   oct »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930