Matrimonio y escaparate

Publicado por el ago 31, 2014

Compartir

Miguel Báez, “El Litri”, y Carolina Adriana Herrera componen una pareja famosa de las que salen poco, o nada, en la tele, lo cual es un prestigio. De tarde en tarde, y a menudo por separado, conceden alguna entrevista sin susto, él elogiando a su mujer, y ella explicando sus quehaceres en la firma familiar de modas, una firma que es un imperio. Carolina Herrera, madre, está en la copa de las veinte o veinticinco personalidades latinas de influencia mayor, según People, y otros medios nada alegres. Pero sólo hay que ver que si abre tienda en alguna ciudad del mundo, las ricas y famosas del sitio ya tienen ahí su sastrería de farde. Viste a las maravillosas en los Oscars, pero hace caja sostenida entre la perfumada tribu pudiente. Carolina Adriana anima la firma incalculable de su apellido, zona perfumería fina, y en Madrid tiene tienda de roperos infantiles. Miguel y Carolina Adriana son dos archifamosos, por familias respectivas, y porque sí, pero no hacen vida de escaparate, salvo que haya novedad a celebrar entre amigos, que suelen ser parejas de amigos, como Enrique Ponce y Paloma Cuevas, o Javier Conde y Estrella Morente. Ella se crió en Nueva York, donde llegó a estudiar medicina, y se enamoró de Miguel Báez mientras hacía un reportaje sobre el afán duro y mágico de los maletillas. El enrama con una dinastía de toreros de varios siglos. En Huelva son leyenda. Quizá es Miguel el torero que mejor ha invertido su fortuna. Estamos ante una pareja no de garrafón, que es lo que se lleva, en la cháchara de peluquería, sino todo lo contrario, porque prosperan ceñidos al lujo de huir la foto. No son unos famosos de vida oculta, pero sí unos famosos que mejor les dejan el exhibicionismo a otros toreros, a otras “hijas de”. Acaban de cumplir una década de matrimonio, que es como decir que se casaron  para toda la vida. Hace nada, los de “Vanity Fair” han metido a Miguel en la lista escogida de los diez hombres más elegantes del mundo, pero yo creo que la elegancia, en todo caso, está en Carolina Adriana, que resulta una exquisitez del descuido.

Compartir

ABC.es

El Arpón © DIARIO ABC, S.L. 2014

A ver de cerca el incendio, a convidarme a la tormenta, a poner bulería en la noticia diversa. A arriesgar, en fin, una opinión. Porque a veces “la vida no es noble, ni buena, ni sagrada”, según ya sospechó Lorca. A no... Más sobre «El Arpón»

Categorías
Etiquetas
Calendario
agosto 2014
L M X J V S D
« jul   sep »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031