Gimnasio de amor

Publicado por el ago 14, 2014

Compartir

Cuando aún es moda el entrenador personal, va Terelu y se echa al suyo de novio. Y luego dicen que Terelu no es moderna, precisamente. Terelu es Terelu, y el entrenador personal no es cualquier entrenador, sino José Valenciano, una autoridad en el boxeo,  y con gimnasio propio. Como ya es público que son pareja, intuyo que no va a montarme Terelu demasiada bronca si arriesgo que son una pareja de tres: ella, él, y el gimnasio, que ahora han dejado ocupado sólo por los cuatro viciosos del Madrid de agosto, mientras ellos han viajado a Málaga, con los hijos respectivos. Y digo el gimnasio, porque el gimnasio es el oxígeno de la vida de Valenciano, y ha empezado a serlo en la de Terelu, que dejó las mancuernas de trifulca, en Sálvame, por la salud de sudadera, que a lo mejor no te deja hecha una sílfide en tres ratos, pero enseguida te pone contenta. O muy contenta. Mayormente, si en el gimnasio vas y encuentras el amor, cuando ibas buscando, quizá, perder tres kilos, o dejar al fin el tabaco. Estas cosas no pasan si te pones una bicicleta fija en casa. Lo que vengo a decir es que Terelu encontró un entrenador personal, pero un entrenador que también incluye a un novio, o al contrario, con lo que el corazón ha pillado ánimos, el corazón orillado de Terelu, que se ve que no iba demasiado en forma. Le ocurre a rachas. De Terelu el gentío habla mucho, pero de Terelu, en rigor, siempre se conoce poco. Está Terelu, que es la popularidad misma, para bien, y para mal, y luego está Terelu, una mujer cuyo afán primero, y último, en la vida es la felicidad que no es, quizá, sino la serenidad. Me parece que ha soltado por ahí que “ahora estoy contenta conmigo misma”. Ya les digo yo a ustedes que ese contento no brota de una mejoría en la tabla de abdominales. Y no me hace falta llamarla al móvil para comprobarlo, porque la conozco desde que era scrip palabrona y minifaldera en las mañanas de la Campos, y aún antes. Abrevio: un gimnasio de amor no es un amor de gimnasio sino quizá todo lo contrario. Alguna amiga lo pronostica de otro modo: “Esto puede llegar lejos”. Pues eso. Aunque lo del tabaco creo que no se ha arreglado.

Compartir

ABC.es

El Arpón © DIARIO ABC, S.L. 2014

A ver de cerca el incendio, a convidarme a la tormenta, a poner bulería en la noticia diversa. A arriesgar, en fin, una opinión. Porque a veces “la vida no es noble, ni buena, ni sagrada”, según ya sospechó Lorca. A no... Más sobre «El Arpón»

Categorías
Etiquetas
Calendario
agosto 2014
L M X J V S D
« jul   sep »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031