Amargo baila a Lorca

Publicado por el ago 12, 2014

Compartir

Ha vivido Rafael Amargo en Japón, enseñando su duende, que no hay quien aprenda, y ha hecho la calle de los fondos de Nueva York, por respirar danza urbana, o ballet canalla, y otras inspiraciones de riesgo. Tiene premios para colapsar esta página, empezando o acabando por el Leónidas Maxim, que sólo ostentan Antonio Gades y Lola Greco. A Moscú llevó el musical “El zorro”, y a París, Londres o Tokyo. Rafael Amargo siempre está en todos sitios. Le llamas, y te contesta desde el cortijo de Daimuz,  un suponer, donde ha impulsado una ruta de homenaje a Lorca, en común empeño con sus primos, que también son familia del poeta granadino, como él. Le llamas y está aquí mismo en Madrid, porque tiene en la Gran Vía “Poeta en Nueva York”, un antiguo espectáculo suyo,  remozado ahora, con distintas luces, pero bajo el mismo talento descabellado. Lleva varias vidas vividas en una sola, como los grandes, y trabaja mucho, con la pasión revuelta del artista, con el entusiasmo en pie del que siempre anda haciendo un doble viaje: el viaje interior y el viaje propiamente dicho. Desde que llegó a la conquista de Madrid, con dieciséis años, de la mano de la gran Lola Flores, no ha parado. Aquí está de nuevo, ya digo, con un show que es el éxito de este verano, para todos los inviernos. En “Poeta en Nueva York” enrama de algún modo el flamenco con el cine. En “Enramblao” subió al escenario meretrices, yonquis, mimos y otras dolientes criaturas de la calle. Fue algo así como pluriemplear de su mano a las lumis en el Liceo o en el Tívoli. Remató faena de todo este mestizaje artístico en “El Quijote”, con imágenes en 3D, en el más caro montaje nacional de la historia de la danza. Apunto todo esto por avalar a Amargo de sus propios méritos, de sus logradas osadías,  que a veces han intentado escatimarle los jueces de la envidia o los chismosos de oido. Hemos conocido a muchos Rafaeles, pero hay un solo Amargo, que es un artista único, valiente, provocador y entusiasmado. Fieramente humano, sí. Y también inevitablemente moderno. Vayan a verle.

 

 

 

Compartir

ABC.es

El Arpón © DIARIO ABC, S.L. 2014

A ver de cerca el incendio, a convidarme a la tormenta, a poner bulería en la noticia diversa. A arriesgar, en fin, una opinión. Porque a veces “la vida no es noble, ni buena, ni sagrada”, según ya sospechó Lorca. A no... Más sobre «El Arpón»

Categorías
Etiquetas
Calendario
agosto 2014
L M X J V S D
« jul   sep »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031