La poesia de García

Publicado por el Apr 21, 2014

Compartir

Creo que ha sido Ignacio Camacho quien ha arriesgado que Gabriel García Márquez no cabe en ningún obituario, y es verdad. Llevo unos días releyendo al difunto que nunca lo será, porque hay en su prosa una vitalidad fija de relámpago, una sostenida vocación de manantial, una salud inaugural del lenguaje. El lenguaje, sí. He aquí la clave obvia y difícil del gran creador, del gigante mayor que fue, y es, García Márquez, que tiene siempre “calidad de párrafo”, según la acuñación de Pedro Salinas a propósito de Marcel Proust. He visto a García Márquez, en estos días, durante los sucesivos homenajes de televisión, leyendo su gran canto a la poesía, ese milagro del hombre, y a Carmen Balcells, en alguna ráfaga, hablando con nuestro autor al teléfono, al que despide llamándole García. Y, por la otra punta, los que de nada le conocían se adornaban aludiéndolo como Gabo. La poesía de García está enramada en toda su prosa, pero no al modo en que los poetas escriben relatos, con bulto de cascabel, sino de modo vertebral, o elemental, poniendo brillo de medida y vuelo de gobierno a un barroquismo largo, personalísimo, y no estéril. Si le leemos en voz alta, los párrafos crepitan como los poemas auténticos, donde cada palabra parece recién sacada del agua santa y primera del idioma. La poesía de García, inquilina de su prosa, o al revés, va mucho más allá de la muerte. Como él mismo, naturalmente.

Compartir

ABC.es

El Arpón © DIARIO ABC, S.L. 2014

A ver de cerca el incendio, a convidarme a la tormenta, a poner bulería en la noticia diversa. A arriesgar, en fin, una opinión. Porque a veces “la vida no es noble, ni buena, ni sagrada”, según ya sospechó Lorca. A no... Más sobre «El Arpón»

Categorías
Etiquetas
Calendario
abril 2014
M T W T F S S
« Mar   May »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930