Jennifer se quita el photoshop

Publicado por el Dec 2, 2013

Compartir

Van rodando por ahí, con trueno de éxito, unas fotos de Jennifer López, desnuda y sin photoshop. Son estampas del 2005, donde Jennifer no está hecha una sílfide, precisamente, y lo que ahorra en lencería lo derrocha en sombrero. Iban a ser lámina escogida de un disco, “Rebirth”, pero quizá a la cantante, o a sus consejeros, la cosa les pareció demasiado natural. Yo lo que veo es que esta Jennifer secreta, digamos, se parece mucho a la Jennifer real, a la que yo he conocido, en Madrid, hace unos años. Puedo avalarlo: era radiante de rostro, y opulenta de cadera, como las mulatas clásicas, como esa Jennifer López de morbo, que ahora se filtra en la red. Molaba, a pesar de no ser la guapa de las portadas, o precisamente por eso. Las envidiosas, durante aquellos días, la adornaron de gorda, pero se hacían una foto con ella, y en los medios elogiaban, eso sí, el “dermopulido” de la cantante, algo así como un exquisito tratamiento milagroso que le mantenía una piel única. Yo no entiendo de “dermopulidos”, y lo que vi era una mujer sexual con color de cruasán, una valquiria criada bajo palmeras. Estuve un rato largo con ella, en el atardecer de un local del norte de Madrid, al que llegó con su marido, Marc Anthony, que bebía cañas como un barrabás. Hasta acudió por el sitio, a deshoras, David Beckham, y ahí vi yo que la pareja de la noche eran David y Jennifer, que se cuidaban mucho de que nadie les hiciera una foto como pareja. Pero a lo que íbamos. A las famosas les sale, de vez en cuando, un álbum de fotos del pasado, a traición, en la red, y lo maldicen, porque en esas fotos se suelen parecer a las que son. En rigor, esa es la mujer verdadera, y no la famosa de los discos o las portadas, que es una ideación del photoshop prodigioso. Jennifer existe entre unas fotos de despiste, en internet, y unas fotos de ingeniería de retoque, como toda famosa planetaria. Tienen, de pronto, mucho seguidor las fotos no profesionales de Jennifer, como ocurrió, no hace mucho, con fotos de Scarlett Johansson, o con Rihanna, y otras. No me extraña, porque ahí asoma la mujer, y no la famosa, que es un producto casi virtual, ya, bajo los trucos del photoshop y otras estafas de la técnica. Veo, mientras escribo, que estas fotos más o menos prohibidas de Jennifer son asunto visitadísimo, y se comprende, porque se busca a la famosa a su pesar, o sea, a la mujer pura, descuidada, y ya del todo infrecuente, sin más aliño que la luz del momento fijo de la sonrisa.  La Jennifer López de las portadas no existe, en rigor, y por eso esta Jennifer, desnuda y sin photoshop, es noticia. Escándalo, incluso, que es como se llama a veces a la verdad.

Compartir

ABC.es

El Arpón © DIARIO ABC, S.L. 2013

A ver de cerca el incendio, a convidarme a la tormenta, a poner bulería en la noticia diversa. A arriesgar, en fin, una opinión. Porque a veces “la vida no es noble, ni buena, ni sagrada”, según ya sospechó Lorca. A no... Más sobre «El Arpón»

Categorías
Etiquetas
Calendario
diciembre 2013
M T W T F S S
« Nov   Jan »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031