Rehenes de la hipoteca

Publicado por el oct 16, 2013

Compartir

Siempre sospeché que firmar una hipoteca era una de las decisiones más importantes de la vida. O sea, que al notario he ido con más inquietud que alegrías. Ahora leo que, en este año, los precios de la vivienda pueden quedarse por debajo, incluso, de la mitad de los precios de 2007, cuando los centímetros eran de oro, y los apartamentos se vendían como el pan caliente. La noticia es mala, o es buena, según lo mire el consumidor, o sea, el peatón. Mala porque cuanto más pagamos, más debemos. Y buena porque los pisos cotizan más asequibles, aunque las hipotecas son una quimera. Lo primero me preocupa especialmente. Y creo que mi preocupación tiene legión de inquietados. De algún modo, estamos pagando pisos al doble de su valor. Quienes compraron en los años del desmelene, total hace cinco inviernos, han sido secuestrados por su propio piso, que cada día vale menos, pero endeuda más. La cosa es diabólica. Nos hemos convertido en rehenes de un crédito hipotecario por un precio que no existe. Pero sí. Porque por él pagamos cada mes. El saldo nos lo pusieron a precio de millonada.

Compartir

Anterior

Siguiente

ABC.es

El Arpón © DIARIO ABC, S.L. 2013

A ver de cerca el incendio, a convidarme a la tormenta, a poner bulería en la noticia diversa. A arriesgar, en fin, una opinión. Porque a veces “la vida no es noble, ni buena, ni sagrada”, según ya sospechó Lorca. A no... Más sobre «El Arpón»

Categorías
Etiquetas
Calendario
octubre 2013
L M X J V S D
« sep   nov »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031