Un triste eslogan

Publicado por el jun 5, 2013

Compartir

“Soy feliz siendo prostituta”. La frase, con señorita de fondo, lucraba una pieza de publicidad de concienciación sobre las enfermedades de transmisión sexual, en Brasil. Como lo oyen. Ya ha sido retirada de urgencia, por mano del Gobierno, porque una cosa es el uso del preservativo, y otra cosa es insinuar y hasta acreditar la dicha del empleo de meretriz, que no suele encubrir sino variaciones de pura y dura necesidad, en Río de Janeiro o en Alcorcón. La prostitución, salvo de voluntaria decisión, es acaso una última esclavitud, y la voluntariedad, aquí, es escasa o nula, porque vocacionales del sexo de pago hay pocas, o quizá ninguna. El promotor del descabellado eslogan se ha pasado de alegre, o sea, que ha perpetrado una triste síntesis. Triste y falsa. No hay dicha verdadera sin libertad, y ya no digamos felicidad. Un asunto es poner enterado al peatonaje de las maneras de prevenirse ante el riesgo del Sida, y otros males, y otro asunto muy distinto es atribuirle un estado benéfico a un oficio vinculado, tan extendidamente, a las mafias de explotación, al desarreglo social o económico y a otros enemigos, en fin, de la sencilla, directa y saludable existencia.

Compartir

ABC.es

El Arpón © DIARIO ABC, S.L. 2013

A ver de cerca el incendio, a convidarme a la tormenta, a poner bulería en la noticia diversa. A arriesgar, en fin, una opinión. Porque a veces “la vida no es noble, ni buena, ni sagrada”, según ya sospechó Lorca. A no... Más sobre «El Arpón»

Categorías
Etiquetas
Calendario
junio 2013
L M X J V S D
« may   jul »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930