Strauss-Kahn: La teoría del complot toma cuerpo

Publicado por el nov 28, 2011

Compartir

complot.jpg

De la violación al complot, es el resumen del escándalo Strauss-Kahn. También podríamos calificarlo como una de las persecuciones más nauseabundas de los últimos tiempos contra un político. Tanto que quienes la protagonizaron y apoyaron no se quisieron bajar del burro, es decir, de las infamias contra Strauss-Kahn, ni cuando los jueces neoyorkinos lo exoneraron de las acusaciones de violación. Algo habrá hecho… insistían. Y si no es así, es un “cerdo”, un “desequilibrado”, etc etc.

Y ahora resulta que un periodista americano, Edward Jay Epstein, sostiene, con datos consistentes, la teoría del complot que algunos sugerimos desde los primeros días, cuando no nos creímos la estupefaciente historia de la violación. La publicó ayer en The New York Review of Books (“What Really Happened to Strauss-Kahn?”), y los medios de comunicación franceses están revolucionados con la historia. Más que nada porque presenta datos que dan mucho que pensar y sospechar:

1. Pocas horas antes de la supuesta violación, una amiga que trabaja en la sede parisina de la UMP (el partido de Sarkozy) envió a Strauss-Kahn un mensaje alertándolo de un posible espionaje en su móvil pues en la sede de la UMP se había visto un mensaje privado enviado desde ese móvil

2. El mismo día de la supuesta violación, dicho teléfono desapareció y, aunque Strauss-Kahn lo buscó en el hotel, nunca fue localizado porque fue inmediatamente desactivado

3. Las cámaras del hotel han grabado a la supuesta violada entrando varias veces en otra habitación cercana a la de Strauss-Kahn antes de la supuesta violación en entradas no justificadas por su trabajo, y el hotel se niega a facilitar la identidad del misterioso huésped

4. Pero, lo más curioso de la historia es otra grabación de las cámaras del hotel de una celebración de 3 minutos con baile incluido, según Epstein, entre el ingeniero jefe del hotel y una persona no identificada, justamente tras la denuncia de Diallo. Y más curioso aún es que el hotel no niega dicha celebración aunque señala que es de tan sólo 8 segundos y nada tiene que ver con Strauss-Kahn

5. Una extraña coincidencia es que el hotel Sofitel, lugar de los hechos, pertenece a la cadena francesa Accor y el responsable de seguridad de Accor es René-Georges Querry, antiguo miembro de la Brigada contra las bandas criminales donde trabajó con Ange Mancini, Coordinador General de Información del presidente Sarkozy.

Último episodio de esta historia y que ocupa ahora mismo la portada digital de Le Monde: ante la negativa del hotel Sofitel a hacer públicas las grabaciones de las cámaras de seguridad, Epstein amenaza con enviarlas en las próximas horas a varias televisiones.

Ante un misterio, la solución es, casi siempre, la más sencilla. Y, en este asunto, como escribí hace algunos meses, la explicación más sencilla es la del complot contra el hombre mejor situado, con gran diferencia sobre los demás, para ganar las presidenciales francesas. Antes de los acontecimientos de Nueva York, claro está.

Compartir

ABC.es

El blog de Edurne Uriarte © DIARIO ABC, S.L. 2011

Bienvenido a un lugar de encuentro, debate y comunicación. Desde el respeto a las opiniones de los demas, pero también desde el compromiso y la pasión... Más sobre «El blog de Edurne Uriarte»

Etiquetas
Calendario de entradas
septiembre 2014
L M X J V S D
« ago    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  
Twitter