Los maquinistas, esos agujeros negros

Los maquinistas, esos agujeros negros

Publicado por el ago 21, 2013

Compartir

La lógica del auto del juez Aláez (en la fotografía) para imputar a los responsables de seguridad de Adif nos lleva irremediablemente a esa conclusión. Que es intolerable esto de que la seguridad de los trenes dependa de los maquinistas, sus decisiones y su prudencia. Que, en expresión de uno de los medios con cuyas valoraciones coincide plenamente el juez (El Mundo en su editorial de hoy), “una tecnología tan sofisticada no puede tener esos agujeros negros“, porque “el concepto mismo de ese tipo de transporte debería excluir la posibilidad de error humano“.
Supongo que el juez Aláez no llegará muy lejos con tales pretensiones, pero, si fuera así, cualquier cosa es posible en esta época de los cantos a la irresponsabilidad individual, me imagino la creación de asociaciones ciudadanas clamando por la exclusión de la posibilidad de error humano en el transporte público y la exigencia de implantación inmediata de robots al mando de aviones, trenes y autobuses.
Escribe el juez en su auto que “ante un importante riesgo para la circulación, no se dota al sistema de seguridad de ningún recurso que lo resuelva automáticamente”. O sea, que la curva es un importante riesgo para la circulación y el Estado está obligado a sustituir al maquinista si este decide tomarla a 190.
El remate a este disparate de pretensión de la automatización completa de los medios de transporte público es la actitud de algunos sindicalistas, como la del secretario general del Sindicato de Maquinistas Ferroviarios, Juan José García Fraile quien espera que la decisión judicial y “todo lo que está saliendo sobre las deficiencias en la seguridad contribuya a tranquilizar el ánimo del Francisco Garzón (el maquinista)”. Lo que da una idea de que corporativismo es capaz de eludir cualquier barbaridad, incluida la de tomar una curva a 190 kilómetros por hora.
¿No sería más lógico que estos sindicalistas pidieran también la automatización total, es decir, su propia desaparición, para que nuestra seguridad fuera total? Y es que, en efecto, un maquinista que toma una curva a 190 y, sin embargo, encuentra la comprensión de sus compañeros y la búsqueda de otras causas por parte de un juez es, ciertamente, un agujero negro del sistema. A ver si el juez nos cuenta, de paso, cómo financiar esta sustitución de los agujeros negros.

Compartir

ABC.es

El blog de Edurne Uriarte © DIARIO ABC, S.L. 2013

Bienvenido a un lugar de encuentro, debate y comunicación. Desde el respeto a las opiniones de los demas, pero también desde el compromiso y la pasión... Más sobre «El blog de Edurne Uriarte»

La entrada más popular

La secesión está en marcha

165... Lee la entrada completa

Etiquetas
Facebook
Calendario de entradas
mayo 2017
L M X J V S D
« abr    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  
Twitter