Football Leaks y Al Capone: los parecidos

Football Leaks y Al Capone: los parecidos

Publicado por el Dec 9, 2016

Compartir

Pues sí, los tienen y muy importantes, por eso es tan relevante y preocupante que el primero, al igual que su variante Wikileaks, sea un instrumento de los medios de comunicación de los países democráticos, directamente, a través de la publicación de las primeras informaciones, o indirectamente, a través de la reproducción de esas informaciones.

El primer parecido, el más importante, es que ambos son delincuentes a gran escala. Bien es cierto que Al Capone también fue un asesino, no sólo un ladrón y un extorsionador. Pero lo más asombroso de la plena aceptación de Wikileaks y de Football Leaks en los medios de comunicación es que son ladrones declarados. Sus documentos han sido logrados a través del robo. En la mayoría de los casos, a través de ladrones informáticos, del tipo de los que quisiéramos ver en la cárcel si lo que nos roban son 1000 euros de nuestra tarjeta de crédito usada en internet, pero perfectamente aceptados por los medios cuando roban documentos de valor infinitamente superior.

El segundo parecido es que ambos suscitan cierta fascinación popular y, por supuesto, mediática. Los gánsters como Al Capone deben de ser los asesinos más simpáticos y admirados por el cine y la televisión, como para que los niños quieran ser Capones de mayores. Pasa lo mismo con los ladrones de Wikileaks y su variante futbolística, que los medios de comunicación los han hecho unos héroes, sin preocuparles ni su identidad, ni sus negocios, ni sus intereses ni, por supuesto, su organización delictiva. Les llaman hackers que es un tipo de ladrones tan simpático para los medios que Time, esa revista que en su día convirtió en hombre del año a Hitler, los tenía nominados este año al premio que no ha podido ser porque le tocaba a Trump.

El tercer parecido es que ambos han caído y caerán por otros delitos. Al Capone sólo pudo ser condenado por delitos fiscales y Julián Assange lleva cuatro años escondido en la Embajada de Ecuador en Londres para evitar la extradición a Suecia por delitos sexuales, con el asesoramiento judicial de otro condenado, Baltasar Garzón.

Pero, sin duda, paguen mucho o poco por sus delitos, seguirán recibiendo la misma respuesta de simpatía que los mafiosos como Al Capone. Y, sobre todo, la plena confianza de los medios de comunicación, en flagrante contradicción con los derechos, garantías y libertades del Estado de Derecho que dicen, decimos, defender.

Compartir

ABC.es

El blog de Edurne Uriarte © DIARIO ABC, S.L. 2016

Bienvenido a un lugar de encuentro, debate y comunicación. Desde el respeto a las opiniones de los demas, pero también desde el compromiso y la pasión... Más sobre «El blog de Edurne Uriarte»

La entrada más popular

La secesión está en marcha

165... Lee la entrada completa

Etiquetas
Facebook
Calendario de entradas
octubre 2017
M T W T F S S
« Sep    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
Twitter