Enamorados de terroristas ajenos

Publicado por el oct 1, 2011

Compartir

La expresión que titula este post, Enamorados de terroristas ajenos, no es mía. Es del escritor italiano Antonio Tabucchi y procede de un artículo que publicó en El País a principios del pasado agosto (“De asesino a héroe"). En él, Tabucchi mostraba su indignación, que comparto totalmente, por la protección que Brasil está procurando al asesino italiano Cesare Battisti, un terrorista de las Brigadas Rojas, condenado en Italia por cuatro crímenes, huido primero a Francia, luego a Brasil, y protegido en ambos países con el apoyo de una buena parte de los intelectuales y medios de comunicación. Nauseabundo por parte de Brasil y por parte de Francia.

 

El cadáver de Aldo Moro, tal como fue abandonado por sus asesinos de las Brigadas Rojas

 

 Ahora, los franceses persisten en sus coqueteos con los terroristas ajenos, los de las Brigadas Rojas, nuevamente. Y lo hacen nada menos que desde la revista L´Express, una buena revista que lamentablemente mancha su nombre con un artículo en su último número del periodista Philippe Broussard sobre las confesiones de tres terroristas de Brigadas Rojas ("Les ex se confessent"). Los tres son autores, entre otros crímenes, del secuestro y asesinato del político Aldo Moro y de cinco de sus escoltas en 1978. ¿Arrepentidos de sus crímenes? He ahí el problema, que sólo uno de los tres terroristas, Valerio Morucci (que durante el secuestro mostró su oposición al asesinato de Moro) muestra cierto arrepentimiento.

 

 Los otros dos asesinos, Prospero Gallinari y Raffaele Fiore, reivindican su pasado criminal y el de las Brigadas Rojas, y lo hacen con la mirada comprensiva y cómplice del periodista que califica a las Brigadas Rojas de movimiento de extrema izquierda, no de grupo terrorista, a sus crímenes, de lucha armada, y al asesinato de Aldo Moro, de muerte de Aldo Moro.

 

 El periodista recoge solícito y con empatía la reivindicación de la historia criminal de las Brigadas Rojas: “Los valores humanos, culturales y políticos que me condujeron a hacer ciertas cosas permanecen idénticos (…) Al menos he podido mantener la cabeza alta. El mundo en el que viví era un volcán, donde era posible soñar con lo imposible”, cuenta uno. “Sería fácil decir que me he equivocado, pero eso sería negar una verdad. A los 19 años, entré en las Brigadas Rojas con pasión. Y todo lo que precedió el affaire Moro tenía un sentido político”. Él también ha dejado de soñar con lo imposible, añade el periodista.

 

 Soñar con lo imposible, asesinando, por ejemplo, a Aldo Moro…

 

 Otro monstruo ético, uno de tantos, de los enamorados de terroristas ajenos

Compartir

ABC.es

El blog de Edurne Uriarte © DIARIO ABC, S.L. 2011

Bienvenido a un lugar de encuentro, debate y comunicación. Desde el respeto a las opiniones de los demas, pero también desde el compromiso y la pasión... Más sobre «El blog de Edurne Uriarte»

La entrada más popular

La secesión está en marcha

165... Lee la entrada completa

Etiquetas
Facebook
Calendario de entradas
mayo 2017
L M X J V S D
« abr    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  
Twitter