El repago

Publicado por el Apr 10, 2012

Compartir

guindos.jpg

El populismo progresista o el mensaje socialista de que el Estado del Bienestar es intocable es el principal obstáculo para ajustar las cuentas públicas y sacar al Estado de la bancarrota, escribía yo misma la semana pasada en ABC papel (“Populismo progresista”). Pero, ayer, tres importantes economistas, Jesús Fernández-Villaverde, Luis Garicano y Tano Santos alertaron en El Mundo sobre otro populismo problemático para esos ajustes, el de la derecha cuando estaba en la oposición (“Prisioneros del populismo pasado”)

Es indudable que ese populismo popular es otra parte del problema. Un buen ejemplo es el debate sobre la sanidad. Tanto desde el punto de vista de los conceptos empleados como del miedo a las reformas. La derecha no sólo ha asumido el falso concepto del “copago” o la idea de que el ciudadano no había pagado previamente los servicios sanitarios recibidos, incluso se le ha olvidado que  hay ciudadanos que pagan muchísimo más que otros por esos servicios sanitarios. Y que eso, según el liberalismo y el conservadurismo al menos, se debe al esfuerzo laboral de esos ciudadanos. De ahí que el ministro de Economía dijera ayer que sería bueno “un debate sobre si deben dársele servicios sanitarios gratuitos a un señor que gane más de 100.000 euros“. Olvidando con lo de “gratuitos” que ese señor que gana más de 100.000 euros ha entregado una buena parte de sus ganancias al Estado, que se ha pagado su sanidad más que sobradamente y que pretender que repague la sanidad en exclusiva es pasar del Estado del Bienestar al Estado socialista.

A lo que se suma el miedo cerval de la derecha a introducir algún tipo de repago sanitario aplicable a todo el mundo, lo que contribuiría a racionalizar, por ejemplo, el uso irresponsable de los medicamentos. Pero si la derecha tiene tanto miedo, y esto es lo que echo de menos en las reflexiones de los economistas que denuncian el populismo del PP, ello se debe a la existencia de un populismo infinitamente más importante e influyente en España que es el populismo progresista. Que coincide, además, con el populismo regionalista. Y que es dominante en los círculos intelectuales y universitarios.

Además de ideas y voluntad política, la aplicación de las medidas necesarias de ajuste requiere de apoyo intelectual, periodístico y social. Si no se tiene, pasa lo de Grecia, un estallido de la calle y una conflictividad política que llevan al colapso de las reformas y al fracaso de la gestión gubernamental. O pasa lo de Andalucía, que el pueblo otorga el poder democrático al populismo que no quiere recortar. Y se llega igualmente al colapso, eso sí, por una pacífica vía electoral.

 

Compartir

ABC.es

El blog de Edurne Uriarte © DIARIO ABC, S.L. 2012

Bienvenido a un lugar de encuentro, debate y comunicación. Desde el respeto a las opiniones de los demas, pero también desde el compromiso y la pasión... Más sobre «El blog de Edurne Uriarte»

La entrada más popular

La secesión está en marcha

165... Lee la entrada completa

Etiquetas
Facebook
Calendario de entradas
octubre 2017
M T W T F S S
« Sep    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
Twitter